Público
Público

Protestas rifeñas Una ONG marroquí denuncia a la Policía por  torturar a activistas de las protestas del Rif

Ibrahim Misur, el vicepresidente de la Asociación Marroquí de Derechos Humanos, asegura que la denuncia se basa en "datos serios" que demuestran que el líder de la revuelta y varios de sus compañeros fueron sometidos a esta práctica.

Publicidad
Media: 3
Votos: 1

Rifeños durante una protesta en 2017 en la ciudad de Alhucemas para exigir la liberación los activistas del Rif y de su líder, Naser Zafzafi. EFE/Archivo

La Asociación Marroquí de Derechos Humanos (AMDH) ha presentado este lunes ante la Justicia marroquí una denuncia contra la Brigada Nacional de Policía Judicial (BNPJ) de su país por presuntamente torturar a una parte de los líderes de la revuelta rifeña del 2017 durante los interrogatorios en aquel momento. 

El presidente de la AMDH, Aziz Ghali, acompañado por varios dirigentes de esa asociación, la mayor ONG de Marruecos, registraron este lunes su denuncia ante el Tribunal de Casación en Rabat. 

La abogada Souad Brahma, abogada de los detenidos y también miembro de la AMDH, aclaró que la denuncia ha sido puesta en nombre de la asociación y los detenidos no han puesto objeciones; añadió que el líder principal, Naser Zafzafi, está dispuesto a testificar para apoyar la denuncia. 

Human Rights Watch pidió al rey Mohamed VI de Marruecos investigar "con seriedad" las denuncias de tortura 

El vicepresidente de la ONG Ibrahim Misur asegura que la denuncia se basa en "datos serios" que señalan que Zafzafi, y varios de sus compañeros fueron sometidos a esta práctica. 

La AMDH recurrió el Tribunal de Casación, según Misur, porque el denunciado es la BNPJ, que actúa bajo las órdenes del Procurador General del Rey (fiscal) ante esa corte. 

El activista precisó que los miembros de la cúpula del Hirak, que fue arrestada y interrogada por la BNPJ, ha sido consultada antes de depositar esa denuncia, y expresaron todos su apoyo a esa iniciativa. 

Misur, abogado de profesión, señaló que la denuncia se apoyó en un informe realizado por el Consejo Nacional de Derechos Humanos (CNDH, gubernamental) que revela un conjunto de prácticas que pueden ser calificadas como tortura

El letrado amenazó con que si el Justicia marroquí no responde en un plazo de un mes y medio, podrían recurrir al grupo de la ONU contra la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanas o degradantes para denunciar a la BNPJ. 

En septiembre de 2017, la organización Human Rights Watch (HRW) pidió en un comunicado al rey Mohamed VI de Marruecos investigar "con seriedad" las denuncias de tortura perpetrada por la policía marroquí contra activistas rifeños. 

Revueltas del Rif

Las protestas sociales del Rif estallaron en octubre de 2016 tras la muerte de un vendedor de pescado que quedó aplastado dentro de un camión de basura en el que las autoridades habían arrojado la mercancía que le había sido confiscada. 

Las revueltas llevaron a las cárceles a cientos de personas, que en una gran parte fueron posteriormente indultadas por el rey Mohamed VI, pero no así la cúpula del movimiento, que sigue en prisión. 

De las primeras protestas emergió la figura de Nasser Zefzafi, un desempleado que estuvo presente desde la creación de un movimiento que fue creciendo hasta convertirse en un gran dolor de muelas para el régimen de Mohamed VI. Su discurso en tamazight (lengua del Rif) y su claridad en los mensajes fueron aupándole hasta convertirse en la cara visible de un movimiento social que ha condicionado la agenda política y mediática del país norteafricano.