Público
Público

Pueblo Saharaui Brahim Gali: "Si el nuevo gobierno de España repara las injusticias contra el pueblo saharaui, borraría una mancha negra"

El líder del pueblo saharui, aseguró en declaraciones a los medios españoles desplazados a Tifariti que la paciencia de su pueblo ha llegado al límite. Es necesaria una resolución al conflicto con Marruecos o la guerra volverá al Sáhara, parada desde 1991.

Brahim Gali, líder del pueblo saharaui, durante la rueda de prensa exclusiva con medios españoles. JOSE CARMONA

jose carmona 

| Enviado Especial a Sahara

Brahim Gali, presidente de la República Árabe Saharui Democrática (RASD) y secretario general del Frente Polisario, movimiento que da voz al pueblo saharaui, aseguró en rueda de prensa a los medios españoles desplazados a Tifariti que el Gobierno formado por PSOE y Unidas Podemos, de ejecutarse, tendría la posibilidad de reparar una “mancha negra en la historia de España”, en relación al conflicto abierto entre la RASD y Marruecos por el territorio que fue colonia española.

“Si me baso en la experiencia de estos cuarenta y tantos años, valorando las actitudes del Gobierno de España, no sé si son soberanos para decidir algo en relación al problema saharaui o hay otras fuerzas exteriores que le imponen una conducta en concreto”, declaró el político y militar a la pregunta de Público. “No hemos perdido la esperanza. Si el nuevo Gobierno es realmente capaz de reparar esa injusticia que se ha cometido contra nuestro pueblo, creo que borraría para siempre esa mancha negra en la historia de España, porque tiene una responsabilidad moral, histórica y legal hacia nosotros”, finalizó.

“No pedimos lo imposible; solo las urnas, un referéndum libre e independiente"

En torno a sus últimas declaraciones, muy beligerantes contra la ONU y Marruecos, Gali quiso desmarcarse de responsabilidades directas sobre un posible regreso a las armas, y arguyó desde su haima presidencial de Tifariti que “el pueblo saharui está al límite de su paciencia”. Los altos cargos y delegados internacionales del partido se han reunido esta semana en esta ciudad del Sáhara Occidental, controlada por el Frente Polisario, para hacer frente al debate sobre reforzar o no el Ejército para reiniciar próximamente la guerra contra el reino de Marruecos, paralizada desde el alto al fuego en 1991.

Urnas y paz

“No pedimos lo imposible; solo las urnas, un referéndum libre e independiente del que el pueblo saharaui respetará los resultados”, resumió el presidente. “Hemos cooperado con las instituciones internacionales todos estos años para llegar a una solución justa, definitiva y pacífica. Hemos esperado 28 años una solución que debería de haberse cumplido seis meses después del 6 de septiembre de 1991”, dice en relación a la fecha en la que se inició el armisticio.

El secretario general del movimiento no quiso decantarse por ninguna de las vertientes dentro del pueblo saharaui. Un sector del Frente Polisario es directo y pide el regreso al conflicto armado, mientras otro espacio aboga por agotar la vía política: “Yo defiendo las aspiraciones de mi pueblo. Defiendo el respeto de la legalidad internacional, que reconoce para el pueblo saharaui una autodeterminación y una libertad de elegir libremente su destino. El pueblo saharaui es un pueblo que lleva casi 46 años sufriendo”, zanjó.

Brahim Gali, en rueda de prensa en Tifarit para medios españolesi. JOSE CARMONA