Público
Público

Un pueblo suizo paga 260.000 euros para no acoger a diez refugiados

El 52% de los residentes de Oberwil-Lieli, una localidad de 2.200 habitantes, 300 de ellos millonarios, se opone a aceptar la cuota de acogida propuesta por el Gobierno suizo. 

Dos refugiados duermen en las vías del tren en un campamento improvisado en la frontera entre Grecia y Macedonia, cerca de la localidad de Idomeni, en una foto de archivo. REUTERS/Alkis Konstantinidis

PÚBLICO

MADRID.- "No los queremos aquí, es tan simple como eso". Así se ha expresado uno de los residentes de Oberwil-Lieli, un pueblo suizo de 2.200 habitantes, 300 de ellos millonarios, que ha decido pagar una multa de 260.000 euros para no acoger a diez refugiados.

Los habitantes de la localidad han tomado la decisión mediante un referendum que tuvo como resultado un 52% de oposición a la acogida de una decena de refugiados, una cifra propuesta por el gobierno suizo con el fin de cumplir con objetivo de acoger a 50.000 personas solicitantes de asilo.

"Hemos trabajado duro toda la vida y tenemos un pueblo precioso que no queremos que se estropee", explica uno de los vecinos del pueblo a favor del 'no' al diario Daily Mail. "Ellos no encajan aquí", sentencia.

El alcalde de Oberwil-Lieli, Andreas Glarner explica al medio británico que es el miedo a no saber de dónde vienen los diez refugiados lo que ha conducido a los residentes de la localidad a votar 'no'. 

"El rechazo es una protesta a la cuota que se nos ha impuesto por el Gobierno", afirma el alcalde, quien asegura que al acogerlos se envía "un mensaje equivocado". "El dinero podría ser enviado para ayudarlos, pero si los alojamos aquí se envía un mensaje equivocado. Otros vendrán y arriesgarán sus vidas cruzando el océano", explica Glarner.

Algunos vecinos, por otra parte, se han mostrado "avergonzados" por la decisión tomada por la localidad. "Es justo que hagamos algo para ayudar a otros que son menos afortunados", afirma una vecina del pueblo a favor del 'sí'. "Hace que parezca que no nos importa lo que sucede a los demás y sólo nos ocupamos de nosotros mismos".