Público
Público

Pyongyang avisa de que no habrá cambios políticos con el nuevo líder

La Comisión de Defensa Nacional anuncia a través de un comunicado que "los necios políticos de todo el mundo" no deben esperar cambios políticos con Kim Jong-un

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Corea del Norte avisó este viernes, a través de un comunicado emitido por su Comisión de Defensa Nacional, que ni 'los necios políticos de todo el mundo' ni las 'marionetas' de Corea del Sur deben esperar cambios políticos en la nueva era de Kim Jong-un.

'Declaramos solemnemente, y con seguridad, que los políticos necios de todo el mundo, incluido el grupo de marionetas en Corea del Sur, no deberían esperar ningún cambio de nosotros', ha destacado la Comisión en el despacho recogido parcialmente por la agencia nipona Kyodo.

Además, el máximo órgano militar norcoreano cargó contra el Gobierno del país vecino presidido por el conservador Lee Myung-bak, que restringió las visitas de grupos de surcoreanos que querían ofrecer en persona sus condolencias por la muerte del dictador Kim Jong-il.

El régimen totalitario ha amenzado con no volver a entablar relaciones con su vecino del sur

En el característico tono beligerante del régimen totalitario, la Comisión ha amenazado con no volver a entablar relaciones con su vecino del sur 'para toda la eternidad', según recoge Kyodo.

Las dos Coreas están técnicamente en guerra ya que el conflicto que las enfrentó entre 1950 y 1953 se cerró con un armisticio y no con un alto el fuego.

La Comisión Nacional de Defensa norcoreana, que ha remitido el comunicado, es según la Constitución del país comunista el máximo órgano rector de su ejército, que cuenta con más de un millón de soldados, y gestiona los asuntos militares en el país totalitario.

Este primer comunicado oficial de Pyongyang desde la proclamación como sucesor al frente del Estado de Kim Jong-un tras la muerte de su padre, Kim Jong-il, podría representar la futura orientación política del régimen comunista con respecto a la vecina Corea del Sur y a sus aliados.

El miércoles, decenas de miles de soldados y civiles norcoreanos se dieron cita en Pyongyang junto a autoridades del Partido de los Trabajadores y del ejército para oficiar un memorial que cerró los 13 días de luto en honor de Kim Jong-il , muerto el pasado 17 de diciembre.