Público
Público

Rebeldes sirios decapitan a un sacerdote católico por colaborar con al Asad

Un vídeo difundido por el Observatorio Sirio por los Derechos Humanos muestra la ejecución de dos hombres. Según la agencia de noticias del Vaticano, uno de ellos era un sacerdote franciscano de 49 años que vivía en u

Publicidad
Media: 5
Votos: 2

Un grupo de rebeldes sirios ha ejecutado por decapitación a varias personas, según se puede ver en un vídeo difundido por el Observatorio Sirio por los Derechos Humanos, una organización, con sede en Londres y una amplia red de informantes que lleva reportando sobre las consecuencias del conflicto desde que estalló hace más de dos años.

Según la agencia de noticias del Vaticano, uno de los ejecutados es Francois Murad, un padre franciscano de 49 años. El vídeo se hizo público el pasado día 26 de junio, cuando aún se desconocía la identidad de los ajusticiados, según fuentes locales, por rebeldes cercanos al grupo Jabhat al-Nusra, vinculado con el yihadismo.

Pierre Batista Betsabila, custodio del monasterio y presidente de la orden Franciscana en Jerusalén, a la que pertenecía el fallecido, explicó que el padre Murad decidió semanas atrás convertirse en ermitaño a pesar del riesgo que suponía vivir en Siria de este modo. 

En la grabación se observa como los rebeldes al régimen de Bashar Asad recriminan a los acusados los diferentes delitos que les achaca mientras les obligan a tumbarse en el suelo. Después, con un pequeño cuchillo, el sacerdote es decapitado y su cabeza es exhibida ante el público asistente a modo de trofeo.

'Estas acciones no benefician al pueblo sirio ni a su revolución por la libertad y la dignidad, ya que solo fortalecen el brazo de la opresión. Es necesario recordar a los que defienden estos crímenes y a las facciones que los cometen que negar el lenguaje de los derechos y la justicia puede llevarles a sufrir el mismo destino bajo pretextos incontestables', ha remachado el observatorio. 

Acciones de este tipo son cada vez más comunes en este conflicto. Hace apenas un mes, otro grupo rebelde se dejaba ver en otra grabación descuartizando a soldados de al Asad y mordiendo sus órganos internos.