Público
Público

refugiados saharauis Maloma, la joven retenida por su familia en el Sahara, intenta suicidarse

La saharaui, con nacionalidad española, ingirió matarratas y ya se encuentra fuera de peligro. Maloma permanece en los campamentos de refugiados saharauis de Tindouf (Argelia) desde diciembre de 2015.

Publicidad
Media: 3.40
Votos: 5

Maloma Morales .- YOUTUBE

La española de origen saharaui Maloma Morales de Matos, retenida por su familia biológica en los campamentos de refugiados saharauis de Tinduf (Argelia), desde diciembre de 2015, ha intentado suicidarse ingiriendo un líquido tóxico, aunque ya se encuentra fuera de peligro. 

La información la ha trasladado este miércoles el padre adoptivo de la joven saharaui, José Morales, un vecino de Mirena de Aljarafe (Sevilla), la localidad sevillana en la que Maloma ha vivido durante más de diez años. Asegura que Maloma fue hospitalizada de urgencia en el centro de Rabuni, donde se le realizó una limpieza de estómago que evitó el evenenamiento. 

Maloma llegó con 8 años a España para pasar los veranos con una familia de acogida con el programa de 'Vacaciones en Paz'. Cuando cumplió los 12, las dos familias acordaron que la joven se quedara en España. Tras 10 años sin viajar a los campos, el 5 de diciembre de 2015 se desplazó a Tinduf con su padre adoptivo. El día de su regreso, fue secuestrada por su hermano.  

Su familia sevillana no habla con ella desde el día 21 de julio. El padre adoptivo de Maloma propone, una vez más, que sea llevada al aeropuerto de Tindouf para que la joven pueda "declarar allí y acallar los rumores que se supone que hay". "Si es libre, que dejen que hable allí", sentencia. 

La familia adoptiva de Maloma Morales ha expresado su preocupación ya que esta acción suicida, entienden, “es un grito muy claro para seguir diciendo que ella no quiere estar allí”. Según la familia, “fue un médico del hospital el que avisó a una familia española y que el frente Polisario está intentando que no quede constancia del hecho”.

El pasado mes de febrero, en un vídeo difundido a través de las redes sociales cercanas al Frente Polisario, Maloma Morales aclaró que estaba allí por su propia voluntad y que no estaba secuestrada ni por su familia ni por el Frente Polisario ni por Argelia. Durante algo más de dos minutos, Maloma reiteró en un tono agresivo y bronco que estaba por su propia voluntad, que volvería a España cuando quisiera y que su familia no la tenía secuestrada.

La familia denuncia que ella sí esta retenida pero desde el Frente Polisario y el Gobierno de España no lo confirman. "Está secuestrada, pero el Gobierno español no actúa porque no la considera española", se lamenta Morales. Y añade que "en el Ministerio de Asuntos Exteriores no se dignan a recibirnos".

La situación que vive en la actualidad Maloma Morales no es atípica. En los últimos años se han conocido varios casos de mujeres saharauis que tras visitar España en el programa 'Vacaciones en paz' decidieron prolongar su estancia en el Estado español y que, después, tras regresar a los campamentos de refugiados a visitar a sus familias biológicas han sido retenidas contra su voluntad.

Las familias españolas de las jóvenes avisan de que existen más casos parecidos, pero muchas tienen miedo de denunciar por temor a que las jóvenes sufran represalias. De hecho, hay cerca de un centenar de mujeres en una situación similar a la de Maloma. 

Miles de niños y niñas vienen cada año a España a pasar los meses de verano en el seno de una familia de acogida española. El programa de 'Vacaciones en Paz' es el proyecto de ayuda al pueblo saharaui más grande de nuestro país. 

Los saharauis viven en campamentos de refugiados desde que en 1975 Marruecos invadiera el Sahara Occidental. 140.000 saharauis abandonaron su país y Argelia les permitió el asentamiento al sur de la ciudad de Tindouf. Desde entonces, viven bajo un nivel de pobreza extrema y olvidados del resto del mundo.