Público
Público

El régimen sirio comienza a dar información de su arsenal químico

La Organización para la Prohibición de las Armas Químicas pospone su reunión sobre la destrucción del armamento de Damasco

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El régimen sirio ha comenzado a suministrar 'parte' de los detalles sobre sus armas químicas a la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ). 'Hemos recibido parte de la verificación y esperamos que nos llegue más en los próximos días', ha declarado un portavoz de la OPAQ.    

La organización, con sede en La Haya, ha anunciado asimismo que ha pospuesto su reunión prevista para el próximo domingo en la que se decidirá el plan de destrucción del armamento químico de Damasco para mediados de 2014. La votación se realizará probablemente la semana que viene.

Siria, que podría disponer de alrededor de mil toneladas métricas de toxinas químicas, ha aceptado la entrega y destrucción de su arsenal químico en cumplimiento del reciente acuerdo entre el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, y el ministro ruso de Exteriores, Serguei Lavrov.

Los datos remitidos hasta ahora por Damasco sobre su programa de armas químicas están siendo analizados por la secretaría técnica de la organización, según añadió en un comunicado. La OPAQ, dedicada a hacer cumplir la prohibición del uso de armas químicas en todo el mundo, será la encargada de detallar el proceso de destrucción del arsenal químico sirio en base al plan negociado por Rusia y Estados Unidos.

A la organización le corresponde la última palabra a la hora de imponer las condiciones de la entrega de las armas, según ha señalado en los últimos días el ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov. 'La iniciativa ruso-estadounidense que fue aprobada en Ginebra (...) contiene una propuesta sobre cuáles pueden ser los parámetros, tanto en cuanto a plazos como sobre su contenido, pero la decisión final corresponde a la OPAQ', dijo Lavrov esta semana en Moscú.

Estados Unidos y Rusia trabajan en un proyecto de decisión que deberá ser aprobado por el Consejo Ejecutivo de la OPAQ y que servirá como base de una posterior resolución del Consejo de Seguridad de la ONU. El plan negociado por Washington y Moscú prevé el despliegue de inspectores internacionales en Siria como muy tarde en noviembre, con el fin de que Siria quede libre de armas químicas para mediados de 2014.