Público
Público

Reimo Unido El Gobierno de Boris Johnson reta a los detractores del brexit a tener "agallas" para tumbar el Ejecutivo

"Todas estas personas que están llorando y apretando los dientes saben que hay dos modos de hacer lo que quieren hacer.  Una es cambiar al Gobierno y la otra es cambiar la ley", declara Jacob Ress-Moog, encargado de gestionar los asuntos del Gobierno en el Parlamento.

El primer ministro británico, Boris Johnson. - REUTERS

AGENCIAS

El Gobierno de Boris Johnson ha desafiado este jueves a los detractores del brexit a tumbar al Ejecutivo o cambiar la ley si quieren frenar la salida de Reino Unido de la Unión Europea. "Todas estas personas que están llorando y apretando los dientes saben que hay dos modos de hacer lo que quieren hacer", ha señalado Jacob Ress-Moog, un euroescéptico a cargo de gestionar los asuntos del Gobierno en el Parlamento, en declaraciones a la BBC.

"Una es cambiar al Gobierno y la otra es cambiar la ley. Si hacen una de las dos eso tendrá un efecto", ha subrayado. "Si no tienen el valor o las agallas para hacer ninguna de ellas entonces nos iremos el 31 de octubre de acuerdo con el resultado del referéndum", ha recalcado.

Más de tres años después del referéndum sobre el brexit, el Reino Unido se encuentra sumergida en su crisis constitucional más grave en décadas y se dirige hacia una escisión radical de la UE en tan sólo 63 días. En su paso más atrevido desde que se convirtió en primer ministro el mes pasado, Johnson enfureció a los opositores de un brexit sin acuerdo el miércoles al ordenar la suspensión del Parlamento durante casi un mes.

El presidente de la Cámara de los Comunes, John Bercow, dijo que la táctica de Johnson era un escándalo constitucional ya que limitaba el tiempo que el principal pilar de la democracia inglesa, de 800 años de antigüedad, tiene para debatir y moldear el curso de la historia británica.

En este sentido, Ress-Mogg ha asegurado en declaraciones a Sky News que Johnson "cree en el estado de Derecho" y "acatará la ley" y ha insistido en que "lo que está ocurriendo ahora está en línea con el estado de Derecho". Según el representante gubernamental, ahora le corresponde a la UE decidir si están dispuestos a volver a negociar un acuerdo "razonable" o a forzar a Reino Unido a salir sin acuerdo. "Le corresponde a la UE decidiri si desea tener un acuerdo razonable o si va a insistir en el vasallaje, en cuyo caso nos iremos sin acuerdo", ha advertido.

Por otra parte, ha refutado que el Gobierno haya puesto a la reina en una situación incómoda al pedirle que suspendiera el Parlamento, defendiendo que en realidad en los últimos 80 años la cámara apenas ha celebrado sesiones en el mes de septiembre.

Corbyn apuesta por "legislar rápidamente"

En tanto, el líder del Partido Laborista, Jeremy Corbyn, ha defendido que el Parlamento debe "legislar rápidamente" a partir del 3 de septiembre, cuando reabrirá sus puertas tras el receso veraniego, para tratar de bloquear un posible brexit no negociado. El jefe de la oposición en el Reino Unido recalcó asimismo que contempla presentar una moción de censura contra el primer ministro"en el momento apropiado".

"Está tratando de suspender el Parlamento para evitar que se produzca un debate serio y se evite un brexit sin acuerdo", dijo Corbyn a la cadena Sky News. "Lo que vamos a hacer es tratar de detenerle políticamente, el martes (cuando las cámaras retoman su actividad), con un proceso parlamentario que permita legislar y prevenir una salida no negociada", inistió.

El líder laborista avanzó que también intentará "evitar que cierre el Parlamento".  "Un brexit sin acuerdo pondría en riesgo inmediato el comercio y los puestos de trabajo, y se impondría de pronto una frontera en Irlanda del Norte", declaró. Criticó asimismo que Johnson quiere llevar al Reino Unido "directamente hacia las manos" del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, con quien el Gobierno británico negocia un futuro acuerdo comercial.

Más noticias de Internacional