Público
Público
BREXIT

El Reino Unido se enfrenta a una escasez de alimentos por falta de trabajadores

Las empresas de alimentación piden una solución urgente al Ejecutivo de Boris Johnson para paliar la falta de mano de obra causada por el regreso de miles de ciudadanos de la Unión Europea a sus países.

Un hombre va con sus compras en el supermercado Morrison en Bradford, Inglaterra.
Un hombre va con sus compras en el supermercado Morrison en Bradford, Inglaterra. Ian Hodgson / Reuters

El fin de la libre circulación de trabajadores procedentes de la Unión Europea y los confinamientos impuestos en el país por la covid-19, han supuesto un éxodo de extranjeros que se ha traducido en una falta de mano de obra en el Reino Unido.

Hacen falta casi un millón de trabajadores en el Reino Unido

Las estadísticas muestran cómo la 'ley de la oferta y la demanda' está influyendo en el mercado laboral ante la falta de trabajadores. Los salarios han aumentado un 7,4% en el último año mientras el número de puestos vacantes ha seguido aumentando (hasta 953.000 en julio de 2021).

El aumento salarial ha sido más notable en los sectores con mayor demanda, como la hostelería, el transporte y la distribución, donde el personal capacitado se ha vuelto más valioso y, quizás, como resultado, más selectivo en los trabajos que realiza.

Los contratos en los que se paga según lo trabajado, por ejemplo, se vuelven menos atractivos cuando las personas pueden elegir trabajos con turnos garantizados. Existe un impacto similar en la economía de los trabajos de este estilo, como en Uber o Deliveroo. Una vez más, gracias a la alta demanda de trabajadores, estos optan por trabajos con salarios regulares. 

La economía del Reino Unido, cada vez menos uberizada

Esto podría convertirse en un problema importante para estas empresas, ya que su modelo de negocio depende de que no se pague a los trabajadores mientras esperan entre tarifas o entregas. Sin embargo, los altos niveles de satisfacción al cliente dependen de que haya suficientes conductores disponibles cuando llegue una reserva. Por lo tanto, para atraer y retener a conductores y pasajeros, las empresas deberán pagar más.

Hay evidencias de que de hecho está sucediendo. Si hace un año Uber se llevaba el 25,8% de cada tarifa de servicio, ahora se lleva 18,7%, ya que ofrecen mayores incentivos para atraer conductores.

Afecta también a la industria de alimentos y bebidas

Faltan trabajadores en las granjas para producir comida. También hacen falta trabajadores para transportar la comida y la bebida que se produce. Por si fuera poco, faltan trabajadores hasta para servir esa misma comida y bebida. 

Hay un déficit de 90.000 conductores, según la British Retail Consortium

La falta de personas no cualificadas para desempeñar estos puestos ha supuesto que el Reino Unido se enfrente a una escasez de alimentos. Cadenas como KFC han reducido su menú —o directamente cerrado restaurantes— por la escasez de pollo. La industria cárnica se ha visto obligada a reducir su producción y los supermecados empiezan a tener estantes vacíos y empiezan a subir el precio de sus productos.

La situación es tan crítica que las empresas de alimentos del Reino Unido han pedido al Gobierno que les permitan utilizar a los presos para aliviar la escasez de mano de obra, según ha informado el diario inglés The Guardian.

Además, el Reino Unido se enfrenta a un déficit de 90.000 conductores de vehículos pesados, según declaró la directora ejecutiva de la British Retail Consortium (BRC), Helen Dickinson, al diario inglés.

"Hasta ahora, la interrupción ha sido mínima gracias al increíble trabajo de los minoristas y sus proveedores. Los minoristas están aumentando las tarifas de pago, ofreciendo bonificaciones e introduciendo nuevos esquemas de capacitación de conductores, así como apoyando directamente a sus proveedores en el movimiento de mercancías, pero el gobierno deberá desempeñar su papel".

Piden al gobierno que aumente el número de exámenes de conducción para vehículos pesados ​​y que proporcione visados ​​temporales para los conductores de la Unión Europea.

En este y otros sectores, la escasez de mano de obra en el Reino Unido puede llegar para quedarse. Con las dificultades administrativas que el Brexit supone para los trabajadores migrantes, solo se podría solucionar la alta demanda de empleos no cualificados con una flexibilización de las restricciones a la libre circulación.

Más noticias de Internacional