Público
Público

Las riadas sumergen la tercera ciudad de Australia

Las lluvias dejan 10 muertos y 78 desaparecidos en la zona de Brisbane

AGENCIAS

Las autoridades australianas instaron ayer a los residentes de la periferia de Brisbane, la tercera ciudad más grande de Australia, a evacuar sus hogares ante el temor de que las riadas que asolan la zona arrasen sus casas.

La noche del lunes al martes murieron diez personas que fueron arrastradas por las aguas generadas en las tormentas que azotaron el oeste de Brisbane. Más de 40 personas fueron rescatadas de los tejados de sus hogares en helicóptero, pero la cifra de desaparecidos se eleva a 78.

Las peores riadas en 50 años en el estado de Queensland, en el noreste del país, ya habían acabado con la vida de otras 14 personas durante las dos semanas anteriores. Ahora se teme que muchas personas hayan perecido ahogadas dentro de sus coches o sus casas.

La policía australiana estima que unas 9.000 casas de Brisbane podrían verse sumergidas por las aguas mañana jueves y otras 30.000 podrían sufrir algún tipo de inundación. La presa Wivenhoe, la principal de Brisbane, comenzó ayer a soltar agua al rebasar su capacidad, aumentando así el nivel de las aguas en la zona. Brisbane, con más de dos millones de habitantes, es la tercera ciudad de Australia.

La mayor parte de los desaparecidos, incluidas familias enteras, se encontraba en el valle del río Lockyer cuando fue atravesado por una tromba de agua, que en algunos lugares alcanzó el lunes ocho metros de altura.

Los equipos de rescate y la Cruz Roja todavía no han podido llegar a varias de las zonas más anegadas, por lo que se desconoce la situación de sus habitantes.

El Gobierno australiano ha desembolsado hasta la fecha cuatro millones de dólares para ayudar a los 200.000 damnificados y ha aprobado un fondo especial de ayuda de casi 77 millones de dólares para las administraciones municipales.

Más noticias de Internacional