Público
Público

Rusia Comienza el juicio contra Alexéi Navalni: el opositor ruso se enfrenta a 3,5 años de prisión

La detención de Navalni ha provocado las mayores protestas en Rusia contra Putin desde que este llegó al poder.

El líder opositor ruso Alexéi Navalni a su llegada al tribunal.
El líder opositor ruso Alexéi Navalni a su llegada al tribunal. REUTERS

El juicio contra el líder opositor ruso Alexéi Navalni comenzó este martes en el Tribunal Urbano de Moscú. El Servicio Federal Penitenciario (SFP) demanda hacer efectiva la pena suspendida de 3 años y medio de prisión a la que Navalni fue condenado en 2014.

La vista, que se celebra en la sala 635 de la sede judicial, se inició con casi media hora de retraso. Al menos 237 personas fueron detenidas en las inmediaciones del tribunal en una manifestación en apoyo a Navalni, según OVD-Info, una organización de seguimiento de persecuciones políticas. Desde primeras horas de la mañana, fuerzas antidisturbios desplegaron un imponente dispositivo de seguridad en torno a la sede judicial y poco antes del comienzo de la vista comenzaron las detenciones.

En diciembre de 2014 el líder opositor ruso fue condenado por un caso de fraude en un juicio que en 2017 fue calificado de arbitrario por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

El SFP, representado por Alexander Yermolin, le acusa de haber incumplido hasta en siete ocasiones los términos de la libertad condicional cuando estaba convaleciente en Alemania tras el envenenamiento que sufrió en Siberia en agosto del año pasado. El político y activista anticorrupción, de 44 años, también fue acusado por el representante del SPF -sin especificaciones- de haber violado el "orden público en más de 50 ocasiones", lo que "supone una violación de las condiciones de su libertado condicional".

Detenidas al menos 237 personas en una manifestación en apoyo al líder opositor junto al tribunal

De acuerdo con esta agencia federal, el líder opositor se tenía que presentar dos veces al mes antes del vencimiento del periodo de libertad condicional el 30 de diciembre pasado, pero, de acuerdo con el SPF solo durante 2020 Navalni no se presentó en al menos seis ocasiones antes de ser envenenado en Siberia.

Desde allí fue trasladado a Alemania a petición de su familia para ser tratado en una clínica berlinesa. El SPF argumenta que Navalni fue dado de alta el 20 de septiembre y que a mediados de octubre ya había superado "todas las secuelas de la enfermedad", por lo que podía presentarse ante las autoridades. Afirma además que no pudo localizar al opositor desde el 24 de septiembre y alega que no fue notificado por Navalni.

El propio Navalni cuestionó esta afirmación durante la vista: "Usted dice que no sabe dónde estaba yo desde agosto. El presidente (Vladímir Putin) dijo que yo estaba en tratamiento. ¿Lo sabía?". Uno de los abogados del líder opositor, Vadim Kobzev, recalcó que había notificado al SPF que su cliente no se presentaría al registro y que Yermolin estaba al tanto, pues firmó el recibo.  Navalni recalcó que en cuanto pudo contactó a sus abogados para informar al SPF de la dirección en Alemania y decir que se presentaría ante los inspectores de su libertad condicional a su vuelta a Rusia.

Navalni fue condenado por un caso de fraude en un juicio que fue calificado de arbitrario por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos

A su regreso a Rusia el 17 de enero, Navalni fue detenido en un aeropuerto moscovita y, al día siguiente, fue enviado a prisión preventiva por un periodo de 30 días. En la vista, la defensa pidió adjuntar al caso el certificado original de la Clínica berlinesa donde Navalni fue tratado del intento de asesinato y Kobzev preguntó si un tratamiento en el exterior y una fisioterapia es una razón suficiente para no presentarse. A la pregunta de la juez, el representante del SPF admitió que no verificó la dirección que recibió de un hotel en Berlín.

Kobzev también cuestionó por qué se puso a su cliente en la lista de buscados en diciembre sin intentar contactar a sus familiares para tratar de averiguar dónde estaba Navalni, además de destacar que los guardias de seguridad de su casa habían ya indicado que estaba en rehabilitación. "¡Ellos lo sabían incluso. Lo sabía todo el país!", remarcó.

Según el líder opositor, el envenenamiento fue ordenado por el presidente de Rusia, Vladímir Putin, al que acusó de corrupción en el vídeo "Un palacio para Putin" publicado tras su detención y que en poco más de una semana acumula más de 107 millones de visionados.

La detención de Navalni ha suscitado las mayores protestas a nivel nacional contra Putin desde que este llegó al poder hace 20 años. Este domingo, en la manifestaciones para exigir su libertad fueron detenidas 5.646 personas en todo país, según los últimos datos de la organización de seguimiento de persecuciones políticas OVD-Info.

Más noticias de Internacional