Público
Público

Rusia LGTBI Activistas LGTBI rusos denuncian amenazas tras el asesinato de Yelena Grigorieva 

La activista Yelena Grigorieva fue asesinada el pasado fin de semana tras recibir numerosas amenazas de muerte, ahora varios defensores de los derechos LGTBI han pedido a las autoridades investigar las posibles amenazas a su vida.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

Activistas rusos de la comunidad LGTB participan en un acto por la memoria de Yelena Grigorieva / EFE

Varios activistas en Rusia han pedido a las autoridades investigar las posibles amenazas a su vida tras el asesinato de la activista LGTBI Yelena Grigorieva de la Alianza de Heterosexuales y Personas de la Comunidad LGBTI, ocurrido el pasado fin de semana en San Petersburgo. 

La petición, ha sido firmada por siete activistas que aparecen en la "lista negra" de una web homófoba, en la que también figuraba Grigorieva. La lista ha sido remitida al Comité de Instrucción ruso y el Ministerio del Interior. 

Los activistas señalan que el sitio, creado en enero, publicó recientemente una lista de personas y organizaciones vinculadas con la defensa de los derechos de las personas LGTBI para que los homófobos pudieran "cazarlos".

Los activistas señalan que el sitio fue creado para que los homófobos pudieran "cazarlos"

En la actualidad, el sitio ha sido bloqueado, pero los activistas consideran que la amenaza contra ellos persiste. El colectivo LGTBI lamenta que "durante muchos meses" la policía no haya actuado para identificar a las personas que están detrás de la web homófoba.

Grigorieva también había sido amenzada

El cuerpo de Grigorieva fue hallado el domingo a varios cientos de metros de su casa con numerosas heridas de arma blanca. La policía admitió que la víctima denunció haber sido objeto de varias amenazas, sin embargo, agregó que todas las denuncias fueron tramitadas legalmente y que ninguna inducía a pensar en represalias contra su persona.

En cambio, el activista Dinar Idrisov acusó a la policía de San Petersburgo de inacción ante las numerosas denuncias de Grigorieva sobre amenazas de muerte. 

En el año 2013, Rusia prohibió la propaganda homosexual entre los menores de edad, ley que este colectivo considera una excusa para impedir la celebración de las marchas de orgullo gay.