Público
Público

Siria Rusia y Turquía pactan el alto al fuego indefinido en el frente sirio de Idlib  

Erdogan y Putin se han enrocado en sus posiciones y el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, ha admitido que las negociaciones entre ambos líderes serán difíciles.

Los presidentes de Turquía y Rusia, Recep Tayyip Erdogan y Vladimir Putin / Dmitry Azarov - Europa Press
Los presidentes de Turquía y Rusia, Recep Tayyip Erdogan y Vladimir Putin / Dmitry Azarov - Europa Press

agencias

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, ha expresado su esperanza en su reunión de hoy con el presidente ruso, Vladímir Putin, para que ayude a solucionar la tensión en la provincia siria de Idlib.

"Considero que los pasos que daremos y las decisiones que tomemos hoy aliviarán sin lugar a dudas la situación", afirmó al inicio de su reunión con Putin en el Kremlin.

Por su parte, el mandatario ruso ha trasladado sus condolencias a Erdogan por la muerte de una treintena de soldados turcos el pasado 27 de febrero en un bombardeo sirio en Idlib. Recordó también que el Ejército del régimen de Bachar al Asad también sufrió "graves bajas" y no estaba informado sobre la presencia de los militares turcos en la zona.

Putin trasladó sus condolencias a Erdogan por la muerte de treinta soldados turcos en un bombardeo en Siria

"Debemos abordar esta situación para que en primer lugar no se repitan estos incidentes y en segundo lugar esto no afecte a las relaciones entre Turquía y Rusia, que son importantes y valiosas para usted y para nosotros", ha indicado Putin al recibir a su homólogo.

Tanto Erdogan como Putin pactan el alto al fuego estable en Idlib, pero ambos se han enrocado en sus posiciones, y el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, ha admitido que las negociaciones entre ambos líderes serán difíciles.

Los dos reafirmaron en los últimos días su apego a los acuerdos alcanzados en 2017 y 2018 en el balneario ruso de Sochi (mar Negro) mediante los que acordaron frenar la ofensiva del régimen sirio contra Idlib, establecer una zona de desescalada en la provincia y crear un área desmilitarizada de una profundidad de entre 15 y 20 kilómetros.

No obstante, a ojos de Moscú, Turquía no ha cumplido con los acuerdos pactados con anterioridad, dado que no ha logrado separar la oposición moderada de los terroristas, en tanto que Ankara acusa a Rusia de "cerrar los ojos" ante los ataques del Ejército sirio.

Encuentro entre Recep Tayyip Erdogan y Vladimir Putin sobre la crisis siria / Dmitry Azarov - Europa Press
Encuentro entre Recep Tayyip Erdogan y Vladimir Putin sobre la crisis en Idlib / Dmitry Azarov - Europa Press

El mes pasado la tensión aumentó entre Ankara y Damasco y entre Ankara y Moscú por los ataques en suelo sirio que han dejado víctimas en las filas de ambos países, siendo el peor episodio para Turquía cuando fallecieron 34 soldados turcos en un bombardeo sirio en Idlib.

Este suceso provocó que Erdogan lanzase una ofensiva contra el Ejército leal al presidente Bachar al Asad en Idlib, región dominada por el Organismo de Liberación del Levante, una alianza islamista en la que está incluida la exfilial siria de Al Qaeda, a la que Moscú y Damasco considera "terrorista".

Moscú, fiel aliado de Al Asad, ha recalcado que Siria tiene "todo el derecho" a luchar contra los terroristas, en tanto que Erdogan, ha asegurado que no va a retirar a sus tropas de Idlib y que responderá de forma contundente a cualquier nuevo ataque por parte del Ejército sirio y sus aliados, entre otras razones porque los ataques causan el desplazamiento masivo de refugiados a Turquía.

Más noticias de Internacional