Público
Público

Salón del Automóvil de Ginebra ¿Cómo nos desplazaremos en las ciudades del futuro? Visiones y retos del Salón del Automóvil de Ginebra 2019

Coches voladores, inteligencia artificial y 5G, combustible hidráulico, el primer coche eléctrico marca España y patinetes eléctricos 'para la última milla'.

Publicidad
Media: 2.50
Votos: 2

El Salón del Automóvil en Ginebra

¿Cómo nos desplazaremos en las ciudades del futuro? Las restricciones medioambientales, el avance de la tecnología 5G y la inteligencia artificial marcan ya el desarrollo de la industria automovilística, que se sabe en la encrucijada de reciclarse o ser repudiada por una población urbana cada vez más exigente – y unas regulaciones municipales cada vez más contundentes. El sector ha sacado pecho en la presentación en primicia de sus innovaciones del año, en la Feria del Motor de Ginebra 2019.

Un coche eléctrico que en lugar de descapotarse en los días de sol

Bastan unas pocas películas de ciencia ficción para pintar un futuro de coches voladores. Lo cierto es que ya son una realidad. Se trata de un coche eléctrico que en lugar de descapotarse en los días de sol, despliega una hélice y alza el velo. Lleva sello holandés, de unos visionarios, atrevidos inversores, y seguros de su capacidad de influencia, llamados Pal-V. Ya ha superado la fase del prototipo, y tras cuatro años y varios millones de euros, se ajusta a las leyes europeas para ser legal por tierra y aire – con vuelos de aeropuerto a aeropuerto, por ahora, y rodando del aeropuerto a la ciudad.

“Mucha gente se rió de mí. Pero si lo piensas, es increíble que en el 1969 pusiéramos el hombre en la Luna y que en 2019 aún no tengamos un coche volador. Bueno, pues hemos demostrado que de hecho, es posible”, explica el capitán George Tielen, jefe de entrenamientos de vuelos de la compañía y consejero de la misma. Se jacta de preparar en solo tres o cuatro semanas a los futuros conductores de esta majadería con la que ni el mismo Leonardo Da Vinci soñó.

¿Cómo nos desplazaremos en el futuro?

El estado holandés también puso dinero en este ingenio, de financiación mayoritariamente privada. ¿Cómo convencer a los políticos de invertir en coches voladores? Todo con tal de que Holanda sea reconocido como un país innovador, explica. Pero la verdadera razón por la que el capitán Tielen se subió a bordo de este proyecto, asegura, es porque es “la movilidad del futuro”.

No es (solo) un juguete de ricos, se defiende. Aunque el precio de salida es de 3,5 millones de euros y aseguran tener ya unos cuantos ejemplares encargados por empresarios europeos y asiáticos. Pero también los más adinerados fueron los primeros en tener un coche de ruedas a comienzos del siglo XIX. Las posibilidades que se abren podrían llegar hasta las fuerzas especiales del ejército: los coches convertibles serían perfectos para avanzan por terrenos hostiles, fantasea el capitán.

Hidrógeno como combustible

Alemania tendrá a finales de este año 100 gasolineras equipadas con surtidores de hidrógeno

¿Y si el agua fuera la nueva gasolina? “Creemos que el hidrógeno es futurista pero de hecho ya está presente a nuestro alrededor”, asegura Belian Kiss-Borlase, representante de la Union Pétroliere suiza. Lo cierto es que Hyundai Nexo, que en 2013 se presentó como el primer vehículo del mundo que funciona a base de hidrógeno, calcula que habrá vendido más de 700.000 coches que funcionan con esta energía para finales de 2021. En respuesta a esta demanda, Alemania tendrá a finales de este año 100 gasolineras equipadas con surtidores de hidrógeno.

El problema es que el precio del hidrógeno es muy alto, debido a una falta de oferta. El sector está tan enfocado en el coche eléctrico, como hacer que duren las baterías, que muy pocos están realmente explorando las posibilidades del hidrógeno. Además, el hidrógeno podría ser la solución para resolver el problema de almacenamiento de electricidad resultado de la sobreproducción de energía que se consigue en verano con las placas solares, los parques eólicos o las centrales eléctricas. Lo único que hace falta es más inversión en hidrógeno, reivindican los creyentes en el agua.

El primer coche eléctrico marca España

Como si solo se aceptara que algo “es el futuro” cuando de hecho ya fuera el presente, todas las compañías han llevado a Ginebra su ejemplar eléctrico como luciendo su sello ecológico. La novedad es que desde hoy también tendremos coche eléctrico marca España. Asequible para todos los bolsillos, según prometió el presidente de Seat, Luca de Meo, en la presentación oficial del Seat el Born, que recibe su apellido por el barrio de Barcelona.

El primer coche eléctrico marca España

Es 100% eléctrico, con una autonomía de 420 km y en 47 minutos recarga el 80% de la batería. Puede alcanzar los 100 kilómetros por hora en tan solo 7,5 segundos, con lo que respondería ante cualquier situación en la conducción, y saldrá a la venta a mitades de 2020, primero en España.

Mientras, Seat tiene ya las miras puestas en el siguiente paso, llamado Minimó, todavía un concept-car o prototipo. De tamaño muy reducido, poco más que una moto cubierta, está siendo testado con su sistema de auto-conducción, y está especialmente ideado para car-sharing [coches compartidos].

El coche que te hace los recados y patinetes

La conectividad 5G y la inteligencia artificial abren otras vedas de innovación, también para grandes marcas cuya principal fuente de ingresos sigue siendo el “business as usual”. Es el caso de Skoda o Volkswagen.

El 5G hace del nuevo Volkswagen un coche inteligente – que te hace los recados. Tú lo aparcas en un aparcamiento público mientras vas a trabajar. Tras tu jornada en la oficina, en el maletero de tu Passat encontrarás las camisas planchadas, la compra del supermercado hecha, el libro que querías leer y noodles recién hechos para cenar. ¿Cómo? Prestaste la clave de acceso a tu maletero al servicio de lavandería, al supermercado, a Amazon y UberEats, por ejemplo. Tu coche se convierte en el punto de entrega más cómodo para tus compras por internet.

Por su lado, Skoda hará un pack de coche+patinete a partir de este año. Si no puedes con los patinetes eléctricos, únete a ellos. La marca checa asume que uno no sustituye al otro, sino que lo complementa. Le llaman el patinete para la última milla. Las ciudades cada vez restringen más la circulación en el centro y ofrecen zonas de aparcamiento en las afueras. Entonces, patina hasta la puerta.

Transporte público

La llamada smart city [ciudad inteligente] pasa por reducir tráfico urbano e incrementar la calidad de la mobilidad en la ciudad – empezando por el transporte público. La compañía alemana e.go move propone un autobús de conducción autónoma de diez asientos para las horas en que los autobuses grandes circulan prácticamente desocupados. Mayor flexibilidad, y libre de emisiones y sin ruidos.

Autobús de conducción autónoma de diez asientos

Es el transporte on demand [bajo demanda]. “Que no sea el horario del autobús sino tú mismo quién decide cuándo vas de A a B”, explica Michael Adams, representante de e.go move, montado en su prototipo, ya en producción masiva. Esperan que circulen más de 15.000 ejemplares en 2021 en diferentes ciudades europeas, con las que ya están en conversaciones. Convencer a los entes públicos de que lideren esta transformación será el siguiente reto del sector.