Público
Público
Únete a nosotros

Salvini Salvini impide navegar en aguas italianas a un barco alemán con cien migrantes

El ministro del Interior ha firmado este martes la "prohibición de entrada, tránsito y parada en las aguas territoriales" para el buque Eleonore, de la ONG Mission Lifeline, que ayer rescató una patera frente a la costa libia, donde se cree que anoche hubo otro naufragio de una embarcación con otras cien personas.

Publicidad
Media: 2.33
Votos: 3

El barco Eleanore, de la ONG alemana Mission Lifeline, en el Mediterráneo.- MISSION LIFELINE

El drama migratorio persisite en el Mediterráneo, donde este martes se han conocido, una vez más, la noticias de un posible naufragio con cien personas migrantes mientras el Gobierno italaiano sigue poniendo trabas a los rescates de migrantes y ha vuelto a bloquear la entrada de un barco de rescate con cien personas a bordo.

El ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, ha firmado la prohibición de entrada en aguas territoriales de su país al buque humanitario Eleonore, que pertenece a una ONG alemana y este lunes rescató en el Mediterráneo a cien personas.

Según informó este martes el Ministerio del Interior, Salvini ha firmado la "prohibición de entrada, tránsito y parada en las aguas territoriales italianas para la nave Eleonore, con bandera alemana".

Y esa orden a sido transmitida a los ministros de Defensa, Infraestructura y Transporte, añadió la nota de Interior.

El buque Eleonore, de la ONG alemana Mission Lifeline, informó el lunes en las redes sociales de que había socorrido a cien migrantes que iban en un bote neumático que se estaba hundiendo frente a las costas de Libia, y que se dirigía con los rescatados "hacia el norte".

La organización explicó que la Guardia Costera de Libia "amenazó" a la tripulación del barco alemán y llegó a acercarse a una distancia de 50 metros, lo que provocó el nerviosismo de la gente, que pensaba que iban a ser trasladados de nuevo a Libia y "no querían volver".

"La tripulación de Eleonore ha hecho un gran trabajo hoy. Ahora estamos buscando un puerto seguro. Hemos pedido al Gobierno Federal que se encargue de eso. Espero que la gente pueda desembarcar pronto", escribió el director de la ONG Claus-Peter Reisch en Twitter.

Este martes ha explicado que la tripulación cuidó "toda la noche de que nadie se caiga por la borda" y que se dio a los rescatados "té dulce y barritas energéticas".

El doctor del barco está asistiendo a los rescatados en el pequeño hospital a bordo, añadió. También se ha extendido una lona por la cubierta porque hay pocos lugares con sombra.

¿Otro naufragio?

Por su parte, el servicio de ayuda a los migrantes en el Mediterráneo Alarm Phone comunicó hoy que se teme que haya habido otro naufragio con unas cien personas.

"¿Otro naufragio en el Mediterráneo? Anoche, alrededor de las 3.30 de la mañana, fuimos contactados por un bote que estaba frente a las costas de Libia, con unas 100 personas a bordo. Dijeron que habían partido de Al Khums 3 horas antes y , estaban en grave peligro. Gritaban y lloraban diciendo que algunos de ellos ya estaban muertos", escribió en Twitter Alarm Phone.

"Intentamos obtener la posición GPS, pero los náufragos entraron en pánico y no pudieron comunicarlo. El barco estaba muy cerca de Libia, y no pudimos evitar informar a las autoridades en Libia e Italia. Tememos que nadie haya venido a ayudarlos", añadió.

Y en el último tuit señala: "Ya no pudimos comunicarnos con el bote. A las 6 de la mañana, un familiar nos llamó preocupado por las personas a bordo. Teme que estén muertos. No sabemos qué pasó con este grupo de migrantes. Esperamos que sigan vivos, pero tememos lo peor".