Público
Público

Sarkozy recurre de nuevo a España y la "herencia" socialista

Una vez más, el presidente francés pone como ejemplo a España para desacreditar a Hollande y las políticas socialdemócratas

PUBLICO.ES / EFE

A pocos días de que se empiecen las elecciones en Francia, el actual mandatario Nicolas Sarkozy lo tiene difícil ante la subida de los socialistas con Hollande a la cabeza. Y, pese a las reacciones que ya despertaron estos argumentos, Sarkozy ha vuelto utilizar a España como arma electoral. Escaso de recursos, matiene que si en las presidenciales garana su rival socialista, éste haría la misma política que aplicaron los socialistas epañoles y que condujo a pagar su deuda al doble que en Francia.

El argumento de la "herencia recibida", tan utilizado por el PP para justificar la situación actual y los recortes, lo ha hecho suyo también la derecha francesa. De tal modo, la culpa de la crisis la tendría la gestión hecha por los socialistas por encima de los ciclos del mercado internacional y la actuación de los grandes especuladores.

Sarkozy destacó en una entrevista a la emisora Europe 1 que España, "un país descrito desde hace diez años como el milagro de Europa tuvo siete años de gobierno socialista, exactamente con la misma política que propone François Hollande". Y preguntó: "¿Hay un solo francés que quiera hoy para Francia el destino de Grecia o de España?"

"¿Hay un solo francés que quiera hoy para Francia el destino de España?"

Añadió que "España paga por su deuda un tipo de interés doble del de Francia porque había prometido en 2008 un déficit del 6 % (del PIB) y en 2011 está al 8 %, mientras Francia había prometido tener el 5,7 % y hemos tenido un 5,2%. Nosotros pagamos un 2,86 % de interés y España paga el 6 %".

Sarkozy, que respondía así a si considera que Francia corre peligro si gana Hollande -favorito en las encuestas-, también hizo hincapié, tras recordar que la izquierda ya controla la mayoría de las regiones y el Senado, en que "creo profundamente que un país como Francia debe tener el valor de la diversidad y que un presidente debe tener la responsabilidad de no cerrarse en su clan".

En cuanto a la posibilidad de que los mercados ataquen a Francia tras la segunda vuelta de las presidenciales, el próximo 6 de mayo, recordó que "Europa está convaleciente" y que si se aplican las promesas del líder socialista, como la creación de 60.000 puestos en la educación, "¿creen que nos harán un regalo?". A continuación, repitió que en los cinco años que lleva como presidente no ha habido ataques, Francia ha podido pagar sus deudas y ha reducido su déficit público.

Más noticias de Internacional