Público
Público

Sebastián Piñera Piñera firma un proyecto de Ley que fija un ingreso mínimo de 428 euros en Chile

La medida forma parte de la agenda que ha lanzado el Presidente para reducir las tensiones derivadas de la crisis social. De este modo, el Gobierno destaca que los cambios buscan cubrir temas "muy sensibles y muy demandados por los chilenos". 

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, en la 74 sesión de la Asamblea General de las Naciones Unidas en la sede de la ONU en la ciudad de Nueva York. REUTERS / Carlo Allegri

EFE

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, ha firmado este miércoles un proyecto de ley que establece un ingreso mínimo para los trabajadores de 350.000 pesos (unos 428 euros), y que va dirigido a los trabajadores de jornada completa cuyo sueldo no llega a esa cantidad pero que sí supera el salario mínimo (301.000 pesos). La medida forma parte de la agenda que ha lanzado el Presidente en respuesta a la crisis social y según indica, ésta beneficiará a 540.000 empleados en situación de vulnerabilidad.

El ingreso mínimo garantizado es uno de los puntos que forman parte de la "agenda social" que Piñera presentó el 22 de octubre pasado, en el momento más álgido del estallido social con protestas, manifestaciones masivas y represión que hasta ahora han dejado una veintena de muertos y miles de heridos y detenidos.  

"Casi todos los beneficiarios de ese subsidio del Estado trabajan en pymes", dijo Piñera en una ceremonia en la sede del Ejecutivo, en la que subrayó que esa medida tendrá un "costo muy importante" para las arcas fiscales, de unos 190.000 millones de pesos (unos 233 millones de euros) el primer año. "Con esto estamos respondiendo con hechos y no solamente con buenas intenciones a lo que la gente ha demandado con tanta fuerza", añadió Piñera.

La "agenda social" de Piñera nace en el momento más álgido de las protestas

El plan del mandatario incluye también subir las pensiones, reducir los sueldos de los parlamentarios, mejorar la sanidad pública y estabilizar los precios de servicios como la electricidad o el metro, entre otras medidas.

Piñera destacó este miércoles que la "agenda social" es "muy vasta" que cubre temas "muy sensibles y muy demandados por los chilenos", y que beneficiará a más de 15 millones de ciudadanos.

El mandatario se refirió también a la violencia que se ha registrado desde hace veinte días y que ha dejado miles de heridos, tanto civiles como agentes de las fuerzas de seguridad, y descartó que el Gobierno esté dando un trato preferencial a los Policías heridos en los disturbios.

"No hay ninguna diferencia, igual como hemos visitado a los carabineros y carabineras heridos en confrontaciones, también algunos ministros, y yo también lo haré personalmente, vamos a visitar a civiles que han sido víctimas de la violencia durante esas últimas semanas", manifestó.

Piñera reiteró su "respeto absoluto" por los derechos humanos ante las denuncias de abusos policiales que se han sucedido desde el inicio del conflicto, y subrayó que los casos de "uso excesivo de la fuerza" serán investigadas por la Fiscalía y juzgados por los tribunales.

Más noticias de Internacional