Público
Público

El semanario alemán 'Der Spiegel' asegura que el Gobierno eliminó la siesta por la "presión" de la troika

Der Spiegel informa de que Zapatero suprimió la siesta a los empleados públicos con el fin de impulsar la productividad, al esgrimir que los aires acondicionados existentes hoy en día facilitan el trabajo pese al calor.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La 'presión' de la troika (BCE, CE y FMI) sobre el Gobierno tras el rescate bancario solicitado en junio de 2012 eliminó la siesta en España, según el periódico alemán Der Spiegel, que explica este hecho en la 'caída' de España en 2012. En un artículo titulado 'Viva la siesta: ¿debería ser el Sur de Europa más alemán?' , el diario germano subraya las diferencias culturales entre países como España e Italia y Alemania. 'Durante siglos, los ciudadanos del Sur de Europa abandonaban los campos y las oficinas para ir a casa a relajarse. La siesta era sagrada, pero ahora este aspecto idílico de la vida en el Sur de Europa se ha acabado', explica el semanario en un artículo plagado de enlaces en su versión digital, sin que uno solo de los mismos refuerce de forma clara las informaciones vertidas.

Según este artículo, el expresidente José Luis Rodríguez Zapatero suprimió la siesta a los empleados públicos en 2005 con el fin de impulsar la productividad y llegó a esgrimir que los aires acondicionados existentes hoy en día facilitan el trabajo pese al calor. La revista señala que esta supuesta medida perseguía además potenciar el consumo y así elevar la recaudación fiscal.

Siempre dentro del contexto de que nos han quitado la siesta, Der Spiegel asegura que en España nos lo hemos tomado como resultado de una 'dictadura' de Alemania, al tiempo que recoge citas de personajes históricos en las que inciden que el 'tiempo es dinero'. En la misma línea, esa pérdida de identidad ha afectado, según el autor, Max A. Höfer, a las comidas familiares, al ocio, al arte de 'disfrutar la vida' y a cambio trabajamos y consumimos a un ritmo más alto. Höfer, que es economista, agrega, eso sí, que es una senda equivocada y contra la que muchos han protestado sin éxito. 

El artículo también afirma que en la prensa europea existe un debate sobre la siesta y que su supresión está relacionada con la adaptación a la cultura de los países del norte de Europa. Después, sigue un nuevo retroceso temporal ─cientos de años─ para hablar de las deudas que los antiguos reyes españoles contrajeron ─y no afrontaron─ entre otros, con los alemanes. 'La gente nunca debería haber llegado a la idea de abandonar su cultura como consecuencia de la deuda, pero ahora es exactamente lo que se espera que hagan' reivindica.

La siesta es parte inherente en la cultura latina del ocio y el descanso, añade. 'El espíritu puritano siempre se ha enfrentado en una cruzada contra el sueño y la buena vida, porque ambos se equiparan con la pereza y la blasfemia. Los que duermen están robando a Dios, sin ganar nada y perdiendo los beneficios que podrían haber obtenido en lugar de dormir'.