Público
Público

Serbia culpa a la comunidad internacional de la falta de acuerdo con Kosovo

"Hemos probado todo con los albaneses, pero eso no ha traído la felicidad ni a nosotros ni a ellos. Es hora de que empecemos a actuar con mucho más respeto", ha declarado el presidente de Serbia.

Publicidad
Media: 2
Votos: 1

El presidente de Serbia, Aleksandar Vucic.- EFE

El presidente de Serbia, Aleksandar Vucic, pidió este sábado respeto mutuo entre serbios y kosovares y culpó a la comunidad internacional de obstaculizar un acuerdo entre Belgrado y su exprovincia, poblada mayoritariamente por albaneses y que se independizó unilateralmente en 2008.

El presidente serbio inició una visita este sábado a la minoría serbia que habita el norte de Kosovo, un viaje que se produce tras varios días de fuerte tensión y amenazas. "Hemos probado todo con los albaneses, pero eso no ha traído la felicidad ni a nosotros ni a ellos. Es hora de que empecemos a actuar con mucho más respeto", declaró Vucic, bajando el tono empleado por Belgrado los últimos días.

"Nuestra idea es preservar durante mucho tiempo la paz y la estabilidad, y tratar de edificar para los futuros tiempos mejores relaciones entre serbios y albaneses", aseguró. El presidente denunció que la "falta de apoyo por parte de la comunidad internacional" hará muy difícil llegar a un acuerdo entre Kosovo y Serbia, que sigue sin reconocer la soberanía de su antiguo territorio.

"No creo que haya posibilidad de poner en práctica mis ideas sobre Kosovo, habéis oído lo que dijo (la canciller alemana) Angela Merkel, lo que dicen los albaneses", dijo. "Mi poder es mínimo en comparación con el de Merkel. Si ella lo dice así, entonces nosotros seguramente no lo podemos cambiar", comentó.

Merkel, al igual que otros dirigentes europeos y la propia Unión Europea, se han opuesto a la posibilidad de que un acuerdo implique intercambio de territorios en función de criterios étnicos. Los rumores sobre un eventual pacto se han venido sucediendo desde hace semanas, con Vucic y su homólogo kosovar, Hashim Thaci, haciendo veladas referencias a esa posibilidad.

Los medios especulan con que una opción sería que municipios del norte de Kosovo, poblados por una mayoría serbia pasen a Serbia, mientras que algunas localidades del sur de Serbia, donde los albaneses son mayoría, se integren en Kosovo.

La visita de Vucic de este sábado a los serbios de Kosovo se produce tras varios días de creciente tensión. Las autoridades kosovares habían amenazado con prohibir que Vucic visitara la estratégica central hidroeléctrica de Gazivode, gestionada por los serbokosovares pero reclamada también por Pristina, o incluso de vetar su entrada al país.

El presidente serbio reaccionó ayer cancelando la reunión que tenía prevista con Thaci en Bruselas, dentro de la negociación para normalizar sus relaciones que los dos países iniciaron en 2013 bajo mediación de la UE. Aunque Vucic amenazó inicialmente con suspender indefinidamente ese proceso, finalmente rectificó diciendo que el diálogo continuará.

Kosovo, por su parte, anunció ayer que no pondría impedimentos al viaje de Vucic después de haber recibido presiones de Estados Unidos y de la Unión Europea.