Público
Público

Serbia opta también por el cambio al elegir como presidente al exultra Nikolic

El líder conservador se impone a Boris Tadic en la segunda vuelta gracias a la bajísima participación (un 47%)

AGENCIAS

El líder de la oposición serbia, el conservador Tomislav Nikolic, se ha proclamado este domingo vencedor en las elecciones presidenciales serbias al derrotar al presidente saliente, Boris Tadic. 

La Comisión electoral serbia (RIK) informó de que tras el escrutinio del 52,51% de los votos, Nikolic obtuvo 50,21% de los sufragios, y Tadic el 46,77%.

Los comicios presidenciales fueron convocados de forma anticipada después de que el presidente serbio Tadic dimitiera el 4 de abril, diez meses antes de expirar su mandato, para que coincidieran con los legislativos.

Los sondeos efectuados entre las dos vueltas electorales daban ventaja a Tadic, que había ganado la primera ronda, el pasado día 6, aunque con muy poca ventaja, de medio punto porcentual, sobre el candidato opositor.

Según los analistas, uno de los factores que ha favorecido a Nikolic ha sido la baja afluencia a las urnas, en torno al 47%. En declaraciones a la agencia Tanjug, el analista político Srdjan Bogosavljevic indicó que la baja participación mostró que acudieron a votar los que querían cambios.

En esta segunda vuelta, Nikolic recibió el apoyo del nacionalista antieuropeísta exprimer ministro serbio Vojislav Kostunica, líder del Partido Democrático de Serbia (DSS), mientras que habían anunciado el respaldo a Tadic los socialistas y varias formaciones pro europeas.

Nikolic,  nada más conocer los resultados, ha augurado que "Serbia no se desviará de la vía europeísta", al tiempo que expresó su deseo de "proteger al pueblo serbio en Kosovo".

"Las elecciones transcurrieron de forma magnífica y digna", declaró Nikolic en la sede de su Partido Progresista de Serbia (SNS) al proclamar la victoria frente a su rival, el reformista proeuropeo Boris Tadic.

Por su parte, Tadic, favorito en los sondeos previos y presidente del país desde 2004 hasta el pasado abril, cuando dimitió para adelantar estos comicios, reconoció su derrota. "La victoria ha sido justa y merecida. Le deseo suerte (a Nikolic) en el desempeño de ese difícil cargo", declaró Tadic.

Nikolic aseguró que "estas elecciones no fueron un referéndum sobre quién llevará a Serbia a la Unión Europea (UE) y quién no lo quiere", sino que los ciudadanos votaron por un cambio para que se solucionen los problemas acumulados durante los dos mandatos de Tadic y su Partido Democrático (DS).

El jefe del Estado electo declaró que las prioridades de Serbia son desarrollar su economía, reducir la pobreza y aumentar la natalidad, así como luchar contra la corrupción y el crimen. Nikolic dijo que se retirará de la jefatura de su partido político "para ser el presidente de todos los ciudadanos".

Nikolic, un antiguo líder ultranacionalista que ha moderado su postura, ha logrado a la tercera derrotar a Tadic, ya que tanto en 2004 y 2008 el resultado había sido el contrario.

El recien elegido presidente serbio es el líder del Partido Progresista Serbio (SNS), la principal fuerza de la oposición, fundada por él mismo en 2008, cuando moderó su postura política tras haber sido líder del ultranacionalista Partido Radical Serbio (SRS) y viceministro del Gobierno del autoritario Slobodan Milosevic en la década de los 90.

Los "radicales" lo habían expulsado tras acusarle de querer cambiar su ideología a favor de una senda proeuropea de Serbia, y el SNS creció hasta ser hoy una de las dos mayores formaciones políticas del país, junto con el Partido Democrático (DS) de Tadic.

Nikolic, que atrajo a una mayoría de los militantes del SRS, se presenta ahora como abierto al mundo, aboga por una Serbia que coopere tanto con Rusia como con la UE y aspira a que Belgrado se establezca como un "puente entre el Este y el Oeste".

El presidente electo ha advertido, sin embargo, de que nunca reconocerá la independencia de Kosovo, exprovincia serbia que autoproclamó su soberanía en 2008, incluso si Bruselas lo exigiera a Serbia como condición para el ingreso en la Unión Europea (UE).

De 59 años, Nikolic se ha presentado en la campaña electoral como el defensor de los perdedores de la transición económica en Serbia y de los afectados por la crisis, y reúne tanto a los que están a favor del ingreso del país en la UE como a los que se oponen.

Más noticias de Internacional