Público
Público

Los servicios de rescate recuperan 120 cadáveres del avión en Pakistán

El Ministerio de Defensa paquistaní da por fallecidos a todos los ocupantes del aparato

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los 127 ocupantes de un Boeing 737 de la compañía paquistaní Bhoja y al menos once personas en tierra murieron este viernes al estrellarse el avión en una zona residencial próxima a Islamabad. Los servicios de rescate paquistaníes han conseguido recuperar ya 120 cadáveres de las personas que viajaban a bordo.

El vuelo BHO-231 que cubría el trayecto Karachi-Islamabad se estrelló hacia las 19:00 hora local (14:00 GMT), en principio, a causa del mal tiempo y la fuerte lluvia que caía en la capital paquistaní, declaró un portavoz de la Autoridad Civil de Aviación (CAA), Ajmal Alí.

El ministro del Interior ha advertido de que el avión era 'bastante antiguo', por lo que se analizará si la compañía tiene algún tipo de responsabilidad. 'Se investigarán las causas, sea un problema de la aeronave, un rayo, el mal tiempo o cualquier otro factor', ha subrayado Malik en declaraciones recogidas por los medios locales. Las autoridades ya han recuperado la caja negra. El propietario de la aerolínea, Farooq Bhoja, ha sido incluido en una lista específica para impedir su salida del país.

El Ministerio de Defensa paquistaní ha indicado que se dan por fallecidos todos los ocupantes del Boeing 737, entre los que no hay ningún extranjero.

El avión cayó en la zona residencial de Hussainabad, a unos diez kilómetros de Islamabad y muy próxima al aeropuerto, y afectó a una decena de viviendas, once de cuyos ocupantes murieron, según una fuente de la Policía de Islamabad.

Un portavoz de la CAA, Pervez George, dijo a los medios que las autoridades han realizado las gestiones necesarias para que los familiares de los fallecidos puedan alojarse en un hotel de la capital. El área en la que se estrelló el avión se halla muy cercana a la base aérea militar de Chaklala, contigua al aeropuerto civil de la capital.

Un responsable aeroportuario declaró al diario local Express Tribune que el tráfico aéreo fue cerrado en Islamabad tras el accidente y que seis vuelos tuvieron que ser desviados a la ciudad de Lahore, a unos 300 kilómetros de la capital paquistaní.

 

Según diversas fuentes, uno de los motores del aparato se incendió poco antes del aterrizaje, y un experto en aviación citado por la cadena local Geo aludió a un rayo como posible desencadenante de la catástrofe. Fuentes de la CAA declararon a los medios que la torre de control perdió contacto con el avión siniestrado diez minutos antes de la hora prevista de aterrizaje, a las 18:50 hora local (13:50 GMT).

El aparato siniestrado cubría el vuelo inaugural de la ruta Karachi a Islamabad de la compañía Bhoja, una operadora local que había reanudado sus operaciones en 2010 tras cinco años de cierre por problemas financieros, según medios locales.

Esta es la segunda mayor catástrofe aérea de la historia de Pakistán tras el accidente que en julio de 2010 costó la vida a los 152 ocupantes de un vuelo de la compañía Airblue procedente de Karachi que se estrelló en las colinas de Margala en Islamabad.

Las causas concretas de aquel siniestro aún no han sido esclarecidas a pesar de las numerosas investigaciones llevadas a cabo para indagar sobre la extraña maniobra del piloto que, justo antes de aterrizar, dirigió el avión directo contra las montañas.

Hasta entonces, los peores accidentes en la navegación aérea en Pakistán databan de agosto de 1989, cuando desapareció un avión con 54 ocupantes en la norteña Gilgit, y julio de 2006, cuando murieron las 45 personas a bordo de un aparato estrellado cerca de Multán.