Público
Público

Sharif y Zardari acuerdan formar Gobierno y reincorporar a los jueces suspendidos

Los líderes del Partido Popular de Pakistán, al que pertenecía la fallecida Benazir Bhutto y de la Liga Musulmana-N alacanzan un acuerdo histórico

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los líderes del Partido Popular de Pakistán (PPP), Asif Alí Zardari, y de la Liga Musulmana-N (PML-N), el ex primer ministro Nawaz Sharif, acordaron hoy reincorporar en sus puestos a los jueces suspendidos y formar Gobierno, aunque sin concretar aún el nombre del futuro primer ministro.

Después de una larga reunión, ambos líderes protagonizaron una rueda de prensa conjunta en la que se comprometieron a reincorporar en su trabajo, en un plazo máximo de 30 días tras la formación del Parlamento, a los jueces suspendidos tras el estado de excepción declarado por el presidente Pervez Musharraf el pasado 3 de noviembre de 2007.

Zardari y Sharif acordaron además que tanto el puesto de primer ministro como el de presidente parlamentario recaerán en el PPP.

El viudo de la asesinada Benazir Bhutto calificó el acuerdo de 'histórico' y señaló que espera que Pakistán se pueda mantener 'en el camino de la democracia a pesar de los graves problemas que afronta'.

El PPP y la PML-N habían acordado ya formar una coalición, junto con el Partido Nacionalista Awami (ANP), pero en los últimos días se había especulado que el partido de Sharif concediese sólo apoyo parlamentario externo a la formación de Zardari.

Sesión lo antes posible 

En la declaración conjunta de hoy, Sharif y Zardari reclamaron al presidente Musharraf que convoque lo 'antes posible' la primera sesión plenaria del nuevo Parlamento elegido en los comicios del 18 de febrero, donde las fuerzas afines al ex general sufrieron un severo varapalo.

Sharif volvió a insistir que Musharraf 'debe aceptar el veredicto de la gente' y lo tachó de 'presidente ilegal e inconstitucional'.

'Hemos tenido suficiente, no hay espacio para la dictadura en este país, tiene que marcharse ya', dijo Sharif, quien agregó que Musharraf ha añadido 'problemas a Pakistán' y que se debe 'permitir al nuevo Gobierno elegido dirigir al país de manera democrática'.

Por su parte, Zardari señaló que 'Musharraf ha hecho un experimento de ocho años que no ha funcionado'.

En la declaración no se hizo ninguna referencia al nombre del primer ministro ni se especificó el reparto de carteras ministeriales, y fuentes citadas por la cadena privada Dawn aseguraron que estas negociaciones tendrán lugar durante esta semana.

De momento, el actual vicepresidente del PPP, Amin Fahim, se presenta como el candidato favorito a primer ministro, aunque también se barajan los nombres de otros tres dirigentes de la formación en Punjab.

Con la reunión de hoy, Zardari y Sharif reaniman una coalición que en los últimos días parecía peligrar por algunas diferencias en torno a la relación de cohabitación con Musharraf y a la restauración de la judicatura.

Por otra parte, el colectivo de abogados paquistaníes intensificó hoy las protestas con el comienzo de la 'semana de la bandera negra', a través de la cual exigen la restauración de la judicatura.

En el primer aniversario de la expulsión por parte de Musharraf del entonces jefe del Tribunal Supremo, Iftikhar Chaudhry, que permanece bajo arresto domiciliario desde noviembre, miles de letrados salieron a las calles en todo el país y en los colegios de abogados ondearon banderas de color negro.