Público
Público

Strauss-Kahn pagará 4,6 millones a la camarera que le denunció por violación para cerrar el caso

Nafissatou Diallo recurrió a la justicia civil después de que el fiscal desestimara su demanda contra el exdirector del FMI

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El exdirector del Fondo Monetario Internacional (FMI) Dominique Strauss-Kahn ha llegado a un acuerdo con la empleada del hotel neoyorquino que le acusó de violación para zanjar la demanda. Los abogados del político francés y de la camarera, Nafissatou Diallo, comparecerán la semana que viene en la Corte Suprema estatal de Nueva York en el Bronx y ante el juez Douglas E. McKeon para resolver la disputa, de acuerdo con el rotativo, que cita fuentes cercanas al acuerdo.

Sin embargo, según informa The New York Times, las partes no han firmado aún ningún acuerdo extrajudicial, por lo que el pacto es sólo verbal, y por ahora se desconocen sus detalles o el monto de las eventuales compensaciones económicas, subrayó el rotativo. Sin embargo, el diario Le Monde asegura, citando fuentes cercanas a la negociación, que la cifra final será de seis millones de dólares, unos 4,6 millones de euros.

El mediático caso contra DSK, como es conocido por la prensa el político francés, comenzó en mayo del año pasado con su detención en el interior de un avión en el aeropuerto John F. Kennedy de Nueva York cuando se disponía a viajar a París, después de que la Policía recibiera la denuncia por asalto sexual de Diallo. Continuó entonces con un proceso penal de varios meses del que finalmente el político socialista francés quedó libre de cargos a finales de agosto de 2011, cuando la Fiscalía pidió que se desestimara el caso por falta de credibilidad en el testimonio de la demandante.

Ese mismo mes, mientras el caso penal iba perdiendo fuelle, los abogados de Diallo recurrieron a la justicia civil con una querella que aún se mantiene abierta y por la que pedían una indemnización económica por el supuesto asalto de Strauss-Khan a la empleada de forma 'sádica, intencionada, brutal y violenta'. El exresponsable del FMI, por su parte, presentó una denuncia contra la empleada del hotel, a la que reclama un millón de euros por los daños causados por sus acusaciones.

A principios de mayo, un juez neoyorquino rechazó la petición del político francés para que la demanda civil en el tribunal del Bronx fuera desestimada, al alegar que gozaba de inmunidad diplomática. Sus abogados apelaron entonces la demanda ante el Primer Circuito de la Corte de Apelaciones de Estados Unidos, que no se ha pronunciado sobre el asunto.