Público
Público

Atasco de billetes de 500 euros en Ginebra Suiza investiga a dos españolas por el atasco de varios retretes con billetes de 500 euros

Los baños de la sucursal de un banco de Ginebra y de varios restaurantes cercanos estaban embazados con decenas de billetes cortados. Un abogado de las mujeres acudió a la policía para pagar los daños ocasionados

Publicidad
Media: 4.17
Votos: 6

Billetes de 500 euros.- EFE

¿Quién ha atascado los retretes de un banco de Ginebra y de varios restaurantes del centro de la capital suiza con billetes de 500 euros? Eso es lo que trata de averiguar la Fiscalía de Ginebra, que ha abierto una investigación para aclarar, no sólo quien está detrás de este extraño suceso, sino también las razones que han llevado a alguien a destruir casi 100.000 euros de esta forma. Y, según las primeras investigaciones, el opulento atasco podría tener firma española.

Todo comenzó hace alguno meses, cuando empezaron a notarse problemas en las cañerías de los lavabos de una sucursal del banco UBS situada en el centro de Ginebra. La historia fue destapada por Bloomberg y puso a la policía Suiza tras la pista para investigar si podía tratarse de dinero negro. Unos días más tarde aparecieron nuevas obstrucciones en varios servicios de restaurantes cercanos a la sucursal. Se trataba de billetes de 500 euros metódicamente cortados y arrojados a las cañerías, al parecer al mismo tiempo.

La policía está estrechando el cerco sobre los clientes del banco que poseen alguna caja de seguridad privada, ya que fue en los baños de la planta de la sucursal donde están esas cajas donde se descubrió el primer atasco de váteres. En concreto, la policía baraja la posibilidad de que los billetes pertenezcan a dos mujeres españolas de las que no ha trascendido ningún dato.

El diario suizo Tribune de Genève ha publicado este martes que un abogado de estas dos mujeres se ha personado en una comisaría de la ciudad para correr con los gastos de la fontanería y los desperfectos ocasionados. Al parecer, el atasco del banco y de los restaurantes ha costado "varios miles de francos suizos", dice el rotativo.

No es delito destruir dinero en Suiza y el secreto bancario del país impide la detención de las mujeres hasta que no se investiguen hechos delictivos concretos, pero los fiscales entienden que el extraño caso es merecedor de una investigación a fondo.

El Banco Central Europeo (BCE) decidió en mayo de 2016 dejar de producir y emitir el billete de 500 euros, de color morado, dada la preocupación a que el mismo pueda facilitar las actividades ilícitas.