Público
Público

Tahrir clama contra el "golpe de Estado" de los militares egipcios

 Miles de manifestantes acuden a la emblemática plaza de El Cairo para protestar contra la disolución del Parlamento y la limitación de los poderes del nuevo presidente 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La plaza de Tahrir de El Cairo ha vuelto hoy a ser el corazón del descontento egipcio. Miles de personas han tomado la emblemática explanada para protestar contra los planes de la Junta Militar, que se ha hecho con el control del poder legislativo y ha limitado las atribuciones del nuevo presidente tras las enmiendas introducidas a la Constitución interina.

Uno de los convocantes, el Movimiento 6 de Abril, que fue uno de los instigadores de la revolución que derrocó al régimen de Hosni Mubarak en febrero de 2011, ha hecho un llamamiento a todos los egipcios a 'rechazar el acta constitucional en su totalidad'. Antes del comienzo de la concentración, el grupo ha realizado una protesta frente a la sede del extinto Partido Nacional Democrático, de Mubarak, situada cerca de la plaza. Los Hermanos Musulmanes también han anunciado que participarán en 'todas las manifestaciones populares contra el golpe constitucional'.

En rueda de prensa, Ahmed Sarhan, portavoz del ex primer ministro Ahmed Shafiq, destacó hoy que el militar retirado se impuso en las elecciones presidenciales con un 51,5% de los votos, lo que representa una ventaja de medio millón de sufragios con respecto a Mohamed Mursi, el candidato de los Hermanos Musulmanes.

Shafiq acusó a su rival de tergiversar los datos y atribuirse la victoria de forma prematura

Además, el representante de Shafiq, último jefe de Gobierno del régimen de Hosni Mubarak, acusó a su rival de tergiversar los datos y atribuirse la victoria antes de que la Comisión Electoral difunda en los próximos días los resultados oficiales de los comicios, celebrados los pasados sábado y domingo.

Para Sarhan, los Hermanos Musulmanes han provocado con sus resultados 'un tsunami en los medios de comunicación', tras autoproclamarse vencedores la misma noche en que se inició el escrutinio.

Mientras, los ánimos seguían hoy igual de entusiastas en la campaña de Mursi, de los Hermanos Musulmanes, que insistió en que este es el ganador de los comicios, con un 52 % de los votos, según los datos definitivos que supuestamente les ha proporcionado la Comisión Electoral.

Hace dos días, la cúpula castrense egipcia aprobó una serie de enmiendas a la Constitución provisional, vigente desde marzo de 2011, para blindar sus prerrogativas ante el inminente traspaso del poder a un presidente elegido en las urnas, tras las elecciones del fin de semana pasado.

 Las fuerzas de seguridad impidieron esta mañana la entrada a los diputados en el Parlamento

Según esas modificaciones, el Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas (CSFA) conservará la autonomía en las decisiones que afecten al Ejército, además del poder legislativo que retomó tras la disolución del Parlamento, dominado por los islamistas. El control del hemiciclo se ha hecho efectivo esta mañana, cuando las fuerzas de seguridad, equipadas con material antidisturbio, impidieron a los diputados la entrada a la Cámara.

A falta de que se empiecen a difundir los resultados oficiales de los comicios presidenciales, a partir del jueves, ambos aspirantes, el islamista Mohamed Mursi, de los Hermanos Musulmanes, y el general retirado Ahmed Shafiq, último primer ministro de Mubarak, reclaman que van por delante en el escrutinio.

Anoche, el presidente del CSFA, mariscal Husein Tantaui, emitió una resolución para la formación de un Consejo Nacional de Defensa, que decidirá sobre todo aquello relacionado con la defensa, los servicios secretos, la seguridad y los asuntos de las Fuerzas Armadas.

Según un comunicado oficial, los miembros de este órgano serán los presidentes de la Cámara Alta y Baja del Parlamento; el jefe de las Fuerzas Armadas; los ministros del Interior, Exteriores y Finanzas; y los jefes de Estado Mayor y de los Servicios Secretos. Además, estarán presentes los mandos de la Fuerza Aérea y Marítima, el viceministro de Defensa y su secretario general, el jefe de operaciones de las Fuerzas Armadas, entre otros.