Público
Público

El 'talibán español' era "una grave amenaza" para Estados Unidos

Hamed Abderraman Ahmed fue absuelto en 2006 por el Supremo tras ser sentenciado a seis años de cárcel por la Audiencia Nacional por relación con banda terrorista

PÚBLICO.ES

Hamed Abderraman Ahmed, más conocido como el talibán español, fue absuelto en 2006 por el Tribunal Supremo después de que la Audiencia Nacional le condenara a seis años de prisión en octubre de 2005 por pertenecencia a banda terrorista. 

El informe le acusa de ser especialista en "armas y explosivos" 

La Audiencia actuaba a instancias de Estados Unidos, que consideraba a Ahmad como "una grave amenaza" para sus intereses y los de sus aliados. Así lo revelan los documentos del Departamento de Estado estadounidense filtrados por WikiLeaks a diversos medios internacionales, entre ellos El País, en los que se puede ver cómo la Administración norteamericana encarceló en Guantánamo a decenas de detenidos sin pruebas. 

Tal fue el caso del ceutí Ahmad, quien ingresó en la prisión estadounidense en febrero de 2002, tras ser apresado en la frontera pakistaní y entregado a las autoridades estadounidenses en enero de ese mismo año. Su entrada en Guantánamo se justificó por ser sospechoso de estar relacionado con Al Qaeda y haber participado en la red de la organización terrorista en Europa. 

Era considerado una "grave amenaza para EEUU y sus aliados"

El informe del Departamento de Estado, fechado el 30 de agosto de 2003, le acusaba de ser un especialista en "armas, explosivos y tácticas" terroristas. Además, le consideraba un "individuo clave" en la red extremista en Europa y de mantener su dedicación en "la causa yihadista contra Estados Unidos". 

El documento explica que en 1999, Ahmad viajó a Marruecos para relacionarse con el movimiento Jamaat Tablighi y donde habría mostrado interés por la Yihad Chechenia. En Marruecos, siempre según el informe, entró en contacto con un hombre llamado Naiz, quien supuestamente le facilitó el acceso a un campo de entrenamiento terrorista en Afganistán. Allí se le dijo que, concluido su entrenamiento, sería devuelto a España a la espera de instrucciones. 

En este punto se incluye la declaración de Ahmad, quien supuestamente aseguró que "solo fue instruido en el uso del AK-47" y que tras los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Nueva York y Washington, "se le dio la opción de abandonar o de seguir y luchar" y que él eligió abandonar. Mientras huía a través de la frontera con Pakistán fue apresado y ahí comenzó la pesadilla carcelaria del llamado talibán español.

Más noticias de Internacional