Público
Público

Un trabajador de France Télécom fallece tras quemarse a lo bonzo

La empresa nacional de telefonía gala sigue atenazada por la crisis de los suicidios

REUTERS

Un trabajador de France Télécom se ha suicidado este martes quemándose a lo bonzo en el aparcamiento de una sede de la empresa ubicada en Mérignac, cerca de Burdeos.

Es una víctima más en la crisis de los suicidios que sufre la empresa de telefonía gala y que le llevó, entre otras cosas, a contratar a agentes antiestrés.

Los equipos de emergencia, llegados al lugar hacia las 8 de la mañana, sólo han podido constatar el fallecimiento del hombre, de 57 años.

Para el sindicato CGT, el suicidio podría estar relacionado con las condiciones de trabajo del trabajador. "Vivía una movilidad mal aceptada y hay testimonios que atestiguan un sufrimiento moral en las últimas semanas", ha señalado en un comunicado.

En las oficinas de Mérignac y Burdeos, la compañía cuenta con departamentos psicológicos.

Una serie de suicidios en el grupo llevó a France Télécom a presentar en septiembre varias medidas para tratar de mejorar las condiciones de trabajo de sus empleados.

"Tras la crisis de 2009, en la que se vio una reacción viva de los empleados ante la serie de suicidios, y pese a la marcha atrás de la dirección respecto a reestructuraciones, movilidad, objetivos de producción y por otra parte los acuerdos que le siguieron (...) la falta de empleados y los objetivos inalcanzables ejercen todavía una presión habitual sobre los asalariados",  opina la CGT, que reclama que se "haga la luz sobre las causas de este drama".

Más noticias de Internacional