Público
Público

Trasladan sin contratiempos las obras del museo Louvre que peligraban por la crecida del río Sena

La crecida ha provocado una víctima mortal y han evacuado a unas 200.000 personas. Han tenido que cerrar una línea de metro y la crecida llegará a los 6,2 metros esta tarde

Cajas con piezas de obras de arte de las colecciones del Museo del Louvre cerrado al público debido a la crecida del río Sena en París , Francia.- REUTERS / John Schults

AGENCIAS

PARÍS.- Los museos del Louvre y de Orsay en París han trasladado sus obras almacenadas en los sótanos a un lugar seguro este viernes ante la continuada crecida del río Sena, que se ha desbordado en algunos puntos, según ha anunciado el teniente de alcalde de la ciudad, Bruno Julliard.

Mientras soldados evacuaban a vecinos de algunos barrios de la capital francesa después de que el desbordado río Sena alcanzó su nivel más alto en 30 años.

La ministra de Medio Ambiente francesa, Segolene Royal, dijo que el Sena había crecido seis metros en el centro de París, sumergiendo las calles que bordean el río, inundando pequeñas tiendas y obligando al cierre de una línea de metro y la suspensión del servicio en la línea RER C.

Las dos pinacotecas están cerradas al público este viernes con el fin de permitir el traslado de las obras que podrían verse afectadas en caso de que el Sena se salga de su cauce, ya que ambos edificios se encuentran a orillas del río.

Según las últimas estimaciones ofrecidas por las autoridades, el Sena podría alcanzar los 6,2 metros esta tarde a su paso por la capital, 30 centímetros más de lo que se había evaluado previamente. La última vez que las aguas del río alcanzaron estos niveles fue en 1982, mientras que en 1910 alcanzaron los 8,6 metros.

"En el caso de los museos, aunque afortunadamente no se ha inundado ninguno de los almacenes todavía, existe un proceso automático por encima de los 5,50 metros (de altitud del agua) para trasladar las obras que están en los sótanos más profundos a un lugar más elevado", ha explicado Julliard en declaraciones a France Inter.

Equipos de rescate franceses en pequeñas embarcaciones durante una operación de evacuación para los residentes de la orilla del río Sena.- REUTERS / Christian Hartmann

Entretanto, las autoridades han rebajado a naranja el nivel de alerta en el departamento de Sena y Marne, mientras que el resto de departamentos de Isla de Francia (París, Yvelines, Essone, Altos de Sena, Seine-Saint-Denis, Val-de-Marne, Val-d'Oise) también se mantienen en alerta naranja, al igual que la región Centro-Valle de Loira.

Las fuertes inundaciones de la última semana podrían costar a las compañías aseguradoras francesas unos 600 millones de euros

La previsión meteorológica apunta a una mejora de las condiciones a medida que la depresión que está azotando Francia avance de manera progresiva hacia el sureste antes de disiparse.

Por el momento, las inundaciones han dejado una víctima mortal, un hombre de 74 años que fue arrastrado por las aguas este jueves mientras iba en su caballo en el departamento de Sena y Marne. Previamente, se había informado del hallazgo de una mujer de más de 80 años en su vivienda anegada, pero posteriormente se confirmó que la víctima había fallecido previamente.

En total, desde que comenzaron las intensas lluvias en Francia el pasado fin de semana unas 20.000 personas han tenido que ser evacuadas por los servicios de emergencia. Además, miles de hogares han quedado sin electricidad.

Las fuertes inundaciones de la última semana podrían costar a las compañías aseguradoras francesas unos 600 millones de euros o más, informó la asociación de la industria AFA.

Más noticias de Internacional