Público
Público

Un tribunal libio envía a prisión a 23 mercenarios europeos

Su jefe ha sido condenado a cadena perpetua y el resto a 10 años. Desviado unas horas el tráfico aéreo del aeropuerto de Trípoli tras la irrupción de unos milicianos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un tribunal militar de Trípoli ha sentenciado a 19 ucranianos, tres bielorrusos y a un ruso a 10 años de prisión y a otro ciudadano ruso, acusado de ser el cabecilla del grupo, a cadena perpetua, por trabajar como mercenarios para las fuerzas de seguridad del régimen de Muamar al Gadafi. El tribunal les ha encontrado culpables de preparar el lanzamiento de misiles durante el levantamiento popular armado que estalló en febrero de 2011 y que acabó con el régimen de Gadafi, tras ocho meses de conflicto armado.

Desde el estallido de los enfrentamientos armados, los rebeldes libios acusaron en repetidas ocasiones a las fuerzas gadafistas de emplear en sus filas mercenarios de distintas nacionalidades, especialmente de Chad, Níger o Nigeria. Varias ONG denunciaron también en su día la detención indiscriminada de ciudadanos de estas tres últimas nacionalidades por colaborar, supuestamente, con los gadafistas.

El supuesto cabecilla del grupo de mercenarios ha sido condenado a cadena perpetua

Por otro lado, las autoridades libias se han visto obligadas a desviar durante unas horas los vuelos del aeropuerto internacional de Trípoli al de Matiga, situado también en la capital de Libia, después de que hombres armado de la milicia Al Awfiya (Los Leales), irrumpieran en el aeródromo en protesta por el secuestro, ayer, de su jefe, Abu Ayila al Hubshi.

Los milicianos bloqueraron los aviones con vehículos que portan armamento pesado y con combatientes que llevan armas automáticas ligeras. Los asaltantes quemaron también varios vehículos de transporte. Según uno de los miembros de esta milicia, originaria de la ciudad de Tarhuna, situada a 90 kilómetros al sur de Trípoli, Al Hubshi desapareció cuando se encontraba en la zona de Qasr Bin Ashir, a las afueras de la capital.

Tras la caída de Gadafi, han surgido varias protestas de milicias armadas

El viceministro de Interior del país, Omar al Jadrawi, informó de que las fuerzas de seguridad retomaron el control del aeropuerto tras detener a más de 30 hombres armados de la milicia.  

La ausencia de unos cuerpos de seguridad estatales eficaces ha favorecido este tipo de protestas por parte de las milicias libias que nacieron durante el levantamiento armado. El pasado 8 de mayo, un grupo de milicianos que protestaba por el impago de unas indemnizaciones prometidas por el CNT, lanzó un ataque armado contra la sede del Ejecutivo, en el que murieron dos personas.