Público
Público

Las tropas de Asad atacan ciudades cuando salen los observadores

El enviado de la ONU y la Liga Árabe ha considerado que esta situación es "inaceptable". Mientras, la violencia ha dejado hoy al menos 17 víctimas mortales

AGENCIAS

Pese al alto el fuego decretado por la ONU y la presencia de los observadores internacionales la violencia continúa sacudiendo Siria. Al menos 17 personas murieron hoy por ataques de las fuerzas del régimen de al Asad, según los grupos opositores. En este sentido, el enviado especial de Naciones Unidas y la Liga Árabe, Kofi Annan, ha considerado "inaceptable" y "reprensible" las informaciones que apuntan a que las tropas gubernamentales atacaron Hama el lunes después de que los observadores de la misión abandonaran la ciudad.

El portavoz de Annan, Ahmad Fawzi, ha denunciado ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas que cuando los observadores entran en ciudades como Hama y Homs, los escenarios donde se producen combates más intensos, "no hay ruido de armas", pero que, según han sido informados, "cuando se van la violencia vuelve a empezar".

Por su parte, Annan ha señalado que está "particularmente" alarmado por las informaciones que apuntan a que las tropas gubernamentales entraron ayer en Hama después de que los observadores abandonaran la ciudad, "disparando armas automáticas y matando a un número significativo de gente".

En la misma línea, ha expresado su preocupación por los rumores que indican que las fuerzas de seguridad han vuelto a atacar las zonas que los observadores no han visitado en los últimos días, como Deraa, el epicentro de las protestas contra el Gobierno, e Idleb.

"El Gobierno no puede cesar la acción en un área y reanudarla en otra" "El Gobierno no puede cesar la acción en un área y reanudarla en otra", ha subrayado, al tiempo que ha indicado que "dos observadores han pasado el día (del martes) en Hama" para evitar incidentes de esta naturaleza. A pesar de ello, ha defendido el papel de los observadores. "Hemos visto cambiar algunas cosas, al menos temporalmente, en Homs, donde la violencia se ha reducido significativamente en respuesta a la presencia de un pequeño grupo de observadores", ha destacado.

En este contexto, el vicesecretario general de Naciones Unidas para Misiones de Paz, Herve Ladsous, anunció ayer en su comparecencia ante el Consejo de Seguridad que un centenar de observadores llegarán en un mes a Siria, según han informado fuentes diplomáticas a Reuters.

Al parecer, de estos 100 observadores, 30 llegarán al país árabe hacia finales del mes de abril, sumándose a los que ya se encuentran allí como parte de una misión de avanzadilla.

El pasado sábado el Consejo de Seguridad aprobó el envío de 300 observadores a Siria para supervisar el alto el fuego que entró en vigor el 12 de abril, como parte del plan de paz propuesto por Annan y aceptado por el Gobierno de Al Assad.

Más noticias de Internacional