Público
Público

Trump La Casa Blanca defiende a Trump tras burlarse de una víctima de agresión sexual

La portavoz del Gobierno minimiza la acusación que sitúa al juez Brett Kavanaugh como un presunto abusador sexual.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Brett Kavanaugh. EFE

La portavoz de la Casa Blanca Sarah Sanders ha defendido este miércoles al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, después de que este se burlara de Christine Blasey Ford, la primera mujer que acusó al juez Brett Kavanaugh de agresión sexual, y ha asegurado que el dirigente únicamente ha "expuesto los hechos".

Asimismo, ha acusado a los senadores del Partido Demócrata de "explotar" el caso para sacar beneficios políticos a pesar de que algunos republicanos han criticado las palabras del magnate neoyorquino.

"Creo que tanto Ford como el juez Kavanaugh son víctimas de los demócratas", ha aseverado Sanders, que ha manifestado que "es lamentable lo que han hecho y cómo están explotando todo el proceso. Están explotando a Ford y a todas las mujeres que han denunciado este tipo de conductas. Todo el mundo merece ser escuchado, pero eso incluye a Kavanaugh".

Poco antes, la asesora de Trump, Kellyanne Conway, señaló que Ford "ha sido tratada como un huevo Fabergé por todos, empezando por el presidente". "Él simplemente ha expuesto inconsistencias", expresó.

Fuentes cercanas informan a la agencia de noticias Reuters de que está previsto que el Senado de Estados Unidos reciba este miércoles a última hora o el jueves por la mañana un informe de la Policía Federal (FBI) sobre las acusaciones contra Kavanaugh.

En un mitin con miras a las elecciones legislativas del 8 de noviembre, en las que los republicanos se jugarán su hegemonía en las dos cámaras del Congreso, Trump imitó a Ford en su comparecencia ante el Senado el jueves pasado como parte de las audiencias para determinar si Kavanaugh merece el cargo.

"¿Hace cuántos años ocurrió? No me acuerdo, no me acuerdo, no me acuerdo. ¿Qué barrio era? No me acuerdo. ¿Dónde estaba la casa? No me acuerdo. ¿En la planta de arriba, en la planta de abajo, dónde fue? No me acuerdo", dijo imitando la voz de Ford arrancando el aplauso del público. "Pero me tomé una cerveza. Eso es la única cosa que recuerdo", añadió.

Ya con su propia voz, continuó: "La vida de un hombre está destrozada, hecha añicos. Su mujer está deshecha". "Esta gente", ha dicho aludiendo a quienes apoyan la versión de Blasey, "destruye a otra gente". "Son realmente mala gente", afirmó, según informaciones del diario 'The New York Times'.