Público
Público

ONU Trump cumple su amenaza y cancela todos los fondos de Estados Unidos para los refugiados palestinos

Aunque aún no es oficial, el Gobierno estadounidense ya ha tomado la decisión después de que ya redujese la partida prevista para este año de 350 a 60 millones de dólares.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

El presidente de EEUU, Donald Trump, en el despacho oval de la Casa Blanca. REUTERS/Kevin Lamarque

El Departamento de Estado de Estados Unidos anunció este viernes de foma oficial lo que era un secreto a gritos: el Gobierno de Donald Trump ha decidido cortar todos los fondos que concede a la Agencia de la ONU para los Refugiados Palestinos (UNRWA), lo que impactará en los servicios que provee a millones de personas.

"Estados Unidos ya no dedicará más fondos para esta operación irremediablemente defectuosa", afirmó en un comunicado la portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert.

El pasado enero, Estados Unidos ya recortó buena parte de sus aportaciones financieras a la UNRWA, por lo que este año solo entregó 65 millones de dólares en lugar de los más de 360 millones previstos, lo que ha supuesto graves problemas económicos a la agencia para mantener sus servicios.

La decisión se inscribe en el marco de una reforma más amplia sobre la ayuda exterior que, en el caso de la UNRWA, tiene un trasfondo político. La Administración de Donald Trump, que ha reconocido Jerusalén como capital de Israel, ha emplazado a la agencia a colaborar para reanudar las conversaciones de paz entre israelíes y palestinos.

Además, Washington discrepa de quién puede ser considerado refugiado, ya que estima que solo merecen tal catalogación una décima parte de los más de 5 millones de personas a las que atiende la organización. En concreto, se trataría de los supervivientes del éxodo desatado tras la creación del Estado de Israel en 1948.

Este giro eliminaría de facto el derecho de retorno de la amplia mayoría de los refugiados. "No puedes deshacerte sin más de 5,4 milones de personas (...). Tiene que haber un acuerdo basado en el Derecho Internacional y en las resoluciones de Naciones Unidas", ha esgrimido un portavoz de la UNRWA, Christopher Gunnes, a The Washington Post.

Estados Unidos era hasta el año pasado el mayor contribuyente internacional de la agencia al sufragar un tercio del presupuesto, valorado en un total de 1.100 millones de dólares. Aunque también proporciona ayuda directa para Cisjordania y la Franja de Gaza, su principal aliado en la región sigue siendo Israel, al que entrega 4.000 millones de dólares al año en asistencia militar.

"El hecho de que un país en particular decida paralizar la financiación no cambia nuestro mandato", solo "significa que tendremos menos dinero para aplicarlo", ha dicho Gunnes. Desde principios de año, la UNRWA ha intentado paliar el desplante de Estados Unidos buscando a otros donantes y ha obtenido 238 millones de dólares adicionales, pero aún necesita otros 200 millones más para cubrir sus programas básicos este año.