Público
Público

Trump: "Estados Unidos nunca será socialista"

El mandatario ha cargado contra los demócratas, contra el socialista y contra los partidarios del 'Green New Deal' en su discurso en la Conferencia de Acción Política Conservadora 

El presidente de EEUU durante su intervención en la Conferencia de Acción Política Conservadora

EFE

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, afirmó este sábado que su país "nunca será socialista", una doctrina que aseguró que la oposición demócrata está adoptando, y reiteró sus críticas hacia la investigación de la llamada trama rusa.

"El socialismo no es sobre el medioambiente, no es sobre la Justicia, no es sobre la virtud, es sobre el poder de la clase gobernante, miren lo que pasa en Venezuela y en otros sitios", dijo el mandatario en un discurso en la Conferencia de Acción Política Conservadora (CPAC, en inglés), que se desarrolla en National Harbor (Maryland), en las afueras de Washington.

"Estamos aquí porque el futuro no pertenece a aquellos que creen en el socialismo", indicó Trump, quien agregó que "el futuro pertenece a aquellos que creen en la libertad, Estados Unidos nunca será un país socialista".

En ese sentido, arremetió contra la oposición demócrata, que, según él, "ahora están adoptando el socialismo" y rechazó el "Nuevo Pacto Verde" ("Green New Deal"), un plan para que el país neutralice sus emisiones de gases con efecto invernadero en un plazo de 10 años.

Trump se burló de iniciativa, lanzada por la congresista demócrata Alexandria Ocasio-Cortez, que comparó con el trabajo de clase hecho por un estudiante. En tono irónico, consideró que los demócratas "deberían seguir con el argumento, no cambien": "Sin planes, ni energía, cuando el viento pare de soplar, se acabó la electricidad. Cariño ¿hay viento hoy? Me gustaría ver la televisión", dijo en tono burlón.

También criticó a su exsecretario de Justicia Jeff Sessions y al fiscal especial para la trama rusa, Robert Mueller, sobre quien destacó que "nunca recibió un voto". Se quejó de que Sessions, al que cesó en noviembre pasado, se inhibiera de esas pesquisas en marzo de 2017, lo que llevó a la designación de Mueller para llevarlas a cabo, después de que se revelara que había mantenido contactos con funcionarios rusos.

"¿Cómo tomas un trabajo y luego te recusas? Si se hubiera recusado ante del trabajo, yo le hubiera dicho 'gracias, Jeff, pero no te voy a coger" para el puesto, señaló.

Mueller investiga los supuestos lazos entre Rusia y miembros del equipo electoral de Trump durante la campaña para los comicios presidenciales de EE.UU. de noviembre de 2016.