Público
Público

Trump y los medios La Casa Blanca manipuló un vídeo para exagerar la agresividad del periodista de CNN

Periódicos como 'The Washington Post' y 'The New York Times', entre otros, apuntan que la manipulación se ha hecho para mostrar que el reportero había golpeado a una becaria del departamento de comunicación

Publicidad
Media: 2.17
Votos: 6

El presidente de Trump se dirige a los periodistas antes de salir de la Casa Blanca. (KEVIN LAMARQUE | EFE)

La Casa Blanca manipuló y difundió un vídeo alterado para exagerar la agresividad del periodista de la CNN, Jim Acosta, criticado este miércoles por el presidente estadounidense, Donald Trump, durante una tensa rueda de prensa, informaron varios medios estadounidenses.

Periódicos como The Washington Post y The New York Times, entre otros, contactaron con expertos en edición de vídeo que coincidieron en apuntar que el documento visual había sido modificado para mostrar que Acosta había golpeado a una becaria del departamento de comunicación de la Casa Blanca durante su disputa con Trump.

Después de este incidente, la oficina presidencial optó por retirar la credencial permanente a Acosta, a quién un agente del Servicio Secreto de Estados Unidos le reclamó su autorización al salir de la Casa Blanca.

La credencial permanente permite a un grupo selecto de periodistas entrar y salir libremente de la Casa Blanca y cubrir el día a día del presidente.

El incidente que generó la decisión de la Casa Blanca sobre Acosta ocurrió horas antes durante una rueda de prensa en la que Trump valoró los resultados de las elecciones de medio mandato celebradas el pasado martes.

El periodista de la CNN se enzarzó en un tenso tira y afloja con Trump, que después de responder a varias de sus preguntas le retiró la palabra.

"Deja el micrófono... Te diré una cosa, la CNN debería estar avergonzada de sí misma por tenerte a ti trabajando para ellos. Eres un maleducado, una persona terrible", dijo Trump mientras Acosta forcejeaba por el micrófono con una becaria de la Casa Blanca.

La Casa Blanca se refirió a este hecho en particular para justificar la suspensión de la credencial.

"Trump cree en la libertad de prensa y espera preguntas difíciles sobre él y su Gobierno. Sin embargo, nunca toleraremos que un periodista ponga sus manos sobre una joven mujer que solo está tratando de hacer su trabajo como becaria de la Casa Blanca. Este comportamiento es inaceptable", declaró en un comunicado la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders.