Público
Público

Trump, ante una nueva crisis: acusado de saber que Rusia contrataba talibanes para matar soldados de EEUU y no tratar de impedirlo

Según publica 'The New York Times', el presidente de Estados Unidos conocía esta información pero no actuó en consecuencia durante los meses en los que se negociaba la paz en Kabul.

Foto de archivo de Donald Trump. REUTERS.
Foto de archivo de Donald Trump. REUTERS.

público / efe

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha negado a través de Twitter una información publicada en The New York Times, en la que se le acusa de inacción ante una información de la que se tenía constancia desde hacía meses, pero sobre la que no se tomaron medidas: que Rusia había contratado a células talibanes para asesinar soldados estadounidenses en Afganistán mientras se negociaba la paz entre ambos bandos, que finalmente se firmó el pasado mes de febrero

Trump contradijo a su Gobierno y calificó de "fraude" las alegaciones . "¿Es que la gente todavía no entiende que todo esto es un fraude que se inventaron los medios de comunicación falsos para difamarme a mí y al Partido Republicano", dijo el mandatario en Twitter.

Como ya ha hecho la Casa Blanca, Trump insistió en que nunca recibió un informe de la inteligencia del país sobre las supuestas acciones rusas e instó a The New York Times, el primer medio en informar de la polémica, a poner nombre y apellidos a "su fuente anónima".

El viernes, The New York Times reveló que la Inteligencia de EEUU había llegado hace meses a la conclusión de que Rusia ofreció en secreto dinero a milicias vinculadas a los talibanes a cambio de matar a fuerzas de la coalición internacional y soldados estadounidenses.

Además, este lunes, el diario neoyorquino afirmó que el presidente recibió a finales de febrero un documento de los servicios de inteligencia sobre el asunto. Trump supuestamente no presta atención a la información de inteligencia cuando se la entregan por escrito, según han informado en varias ocasiones medios locales.

Esta vez, al afirmar que la información sobre los talibanes y Rusia era falsa, Trump ha contradicho las propias acciones de la Administración, que en los últimos días ha mantenido sesiones informativas sobre ese tema con legisladores demócratas y republicanos.

Además, este martes el secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, dijo en una rueda de prensa: "Nos tomamos esto en serio, lo manejamos adecuadamente". No obstante, Pompeo trató de restar importancia al asunto al asegurar que no "hay nada nuevo" en que Rusia trate de entrometerse en Afganistán, ya que la antigua URSS invadió ese país durante una década (1979-1989), para lo cual, EEUU propulsó fuerzas islamistas y nacionalistas en la zona, con el fin de combatir las tropas soviéticas. El origen del islamismo radical tal y como lo conocemos hoy tuvo lugar en Aganistán.

En ese entonces, fue Washington quien armó a quienes luchaban contra las tropas soviéticas, incluidos los "muyahidín". Hasta ahora, el Kremlin ha negado las nuevas acusaciones, mientras que los talibanes dijeron a Efe el domingo que nunca han recibido ayuda militar de otros países, incluido Rusia, durante las dos décadas de conflicto.

Washington y Moscú mantienen posturas enfrentadas en torno a muchos conflictos actuales y han llegado a chocar con dureza; pero Trump ha optado por una política más amistosa con Moscú que sus predecesores y ha expresado su deseo de que Rusia vuelva al G7.

EEUU y los talibanes firmaron el pasado febrero un acuerdo de paz que prevé la completa retirada en un plazo de 14 meses de las tropas internacionales destacadas en Afganistán, pero aún están pendientes de resolverse conversaciones entre los insurgentes y el Gobierno de Kabul.

Más noticias de Internacional