Público
Público

Tras la incursión de Turquía Trump ordena la retirada total de sus tropas del norte de Siria: aún quedan 1000 soldados

Es la zona en la que las fuerzas turcas y los kurdos se enfrentan actualmente. El presidente de EEUU ordenó la retirada después de conocer que Turquía tiene la intención de expandir su ataque "más al sur de lo planeado originalmente".

Soldados identificados por las fuerzas sirias como tropas especiales de Estados Unidos en la provincia de Raqqa, Siria. - AFP

EFE

El secretario de Defensa estadounidense, Mark Esper, anunció hoy que el presidente, Donald Trump, ha ordenado la retirada total de las tropas norteamericanas del norte de Siria, zona en la que las fuerzas turcas y los kurdos se enfrentan actualmente.

"Anoche hablé con el presidente después de conversar con el resto del equipo de seguridad nacional y me indicó que comenzáramos a retirar deliberadamente las fuerzas del norte de Siria", dijo Esper en una entrevista en el programa dominical "Face the Nation" de la cadena de televisión CBS.

En concreto, Trump ordenó la retirada de los aproximadamente 1.000 soldados estadounidenses que quedaban en el norte de Siria, después de conocer que Turquía tiene la intención de expandir su ataque "más al sur de lo planeado originalmente y al oeste", según Esper. 

En sus declaraciones, el jefe del Pentágono explicó que hay señales de que las Fuerzas Democráticas Sirias (FSD), la alianza de milicias encabezada por los kurdosirios y que ha sido un importante aliado de Estados Unidos en su combate contra los yihadistas del Estado Islámico (EI) "está buscando cerrar un acuerdo" con el régimen sirio y el Gobierno ruso para llevar a cabo un contraataque el norte.

El anuncio de esta retirada completa del norte del país llega dos días después de que Esper prometiera en una rueda de prensa que Estados Unidos no "abandonaría" sus socios en la campaña contra el EI.

Hoy mismo, las autoridades kurdas afirmaron que 785 extranjeros vinculados al EI han huido tras un ataque al campo de detención de Ain Issa, controlado por las FSD en el noreste del país.

Las autoridades kurdas han afirmado que han tenido que reducir los efectivos de que disponen para vigilar a los 12.000 yihadistas y alrededor de 70.000 familiares de miembros del EI que afirman tener detenidos en cárceles y centros de detención, para poder defenderse de los turcos.

Por otro lado, Trump anunció hoy que Estados Unidos va a imponer "poderosas sanciones" contra Turquía, después de hacerse efectiva la incursión turca en la frontera de Siria. 

El ejército turco comenzó la invasión del norte de Siria el pasado día 9, después de que Estados Unidos, aliado de los kurdos en la guerra contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI) anunciara su retirada de la zona ante la inminencia de la operación, lo que ha sido considerado como una "traición" por las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), que lideran los kurdos. 

La invasión alcanza la práctica totalidad de los 480 kilómetros de línea fronteriza controlada por los kurdos, especialmente en las localidades de Ras al Ain y Tal Abiad, donde se vienen produciendo constantes bombardeos aéreos y de artillería.

Kurdos confirman que tropas sirias se desplegarán en la frontera con Turquía

Por su parte, la autoproclamada Administración Autónoma del Norte y el Este de Siria anunció hoy que el Ejército sirio accederá a los territorios kurdos y se desplegará en la frontera norte para "impedir la agresión" de Turquía, que desarrolla una ofensiva en esta región contra los kurdosirios.

Las autoridades kurdas agregaron en un comunicado difundido a través de Facebook que esto se produce en el marco de un acuerdo con el Gobierno sirio, que no reconoce la administración autónoma de esta zona del país controlada en casi su totalidad por las Fuerzas de Siria Democrática (FSD).

Asimismo, las tropas van a "apoyar a las FSD para impedir esta agresión" de Turquía y "liberar" las zonas que ya han sido conquistadas por las tropas de Ankara en la frontera, como las poblaciones de Ras al Ain y Tal Abiad.

Además, las autoridades kurdas destacaron que este pacto abre la puerta a "la oportunidad de liberar el resto de los territorios y ciudades ocupadas por el Ejército turco como Afrín", cantón turco en el noroeste de Siria, tomado por Turquía en 2018.

Turquía ha desarrollado otras ofensivas en el norte de Siria contra las milicias kurdosirias, a las que considera terroristas, y ahora busca expulsarlas de una franja fronteriza desde el río Éufrates hasta Irak, de 480 kilómetros de largo y 30 de profundidad.

Hoy mismo los medios estatales sirios anunciaron el movimiento de tropas hacia el norte del país frente a la "agresión turca", aunque no especificaron a qué áreas se dirigen.

Una fuente militar que pidió el anonimato dijo a Efe que las tropas sirias comenzaron a moverse hacia la ciudad de Manbech, al este del Éufrates, y la localidad de Ain Issa, al oeste.

Según la fuente, las tropas se están preparando desde el mediodía de hoy para entrar en el norte de Siria con armas pesadas y medianas, y levantar la bandera en las entradas y las salidas de esas ciudades, en el marco de un acuerdo sellado entre Rusia y el Gobierno sirio, por una parte, y Rusia, Estados Unidos y las FSD, por otra.