Público
Público

Trump Trump ordenó despedir al fiscal especial que investiga la trama rusa pero le disuadieron

El presidente de Estados Unidos quiso destituir a Robert Mueller apenas días después de nombrarlo, pero el abogado de la Casa Blanca, Donald McGahn, le disuadió amenazándole con dimitir.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de los Estados Unidos, Donald J. Trump, saluda tras participar en una reunión durante Foro de Davos. | LAURENT GILLERION (EFE)

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ordenó el despido del fiscal especial de la trama rusa, Robert Mueller, pero el abogado de la Casa Blanca, Donald McGahn, le disuadió amenazándole con dimitir, según publicó el jueves el periódico The New York Times.

Este episodio ocurrió en junio de 2017, días después de que Mueller fuese nombrado fiscal especial el 17 de mayo, según confirmaron al rotativo neoyorquino cuatro fuentes bajo condición de anonimato.

Trump, descontento con el nombramiento de un fiscal independiente para liderar la investigación rusa, alegó que Mueller tenía hasta tres conflictos de intereses por su trabajo como abogado que le inhabilitaban para su nueva responsabilidad.

En mayo, Trump ya provocó un gran escándalo al cesar al entonces director del FBI, James Comey, que en ese momento lideraba la investigación que asumió después Mueller.

Según The New York Times, cuando ordenó el despido de Mueller, Trump se encontró de frente a McGahn, una persona de su confianza que contrató para la Casa Blanca después de trabajar como abogado de su campaña presidencial.

McGahn amenazó a Trump con dimitir al considerar que el despido de Mueller tendría un efecto "catastrófico" en la Presidencia de Trump y que además levantaría aún más sospechas sobre la posible implicación del Kremlin con su defendido.

Que Trump quiso despedir a Mueller era un secreto a voces en Washington, pero hasta ahora nadie lo había confirmado.

Con un equipo de fiscales trabajando sin descanso, Mueller ha interrogado (y lo sigue haciendo) al círculo más íntimo de Trump, pese a los ataques públicos a los que le ha sometido un presidente visiblemente incómodo con su trabajo.

A finales de 2017 se constataron los primeros resultados de la investigación con las imputaciones del exjefe de campaña de Trump Paul Manafort —en arresto domiciliario desde entonces—, y Michael Flynn, que fue su asesor de Seguridad Nacional, entre otros.

Este miércoles, antes de viajar a Davos (Suiza), Trump dijo estar dispuesto a someterse a un interrogatorio "bajo juramento" con Mueller, aunque su abogado personal, John Dowd, dijo hoy al canal de televisión CNN que esta decisión la tomará él.