Público
Público

Trump y Putin acuerdan luchar juntos contra el yihadismo en Siria

El presidente de EEUU también ha llamado a Merkel y Hollande, con quien ha tratado su postura sobre la OTAN y sus polémicas medidas sobre el veto a los refugiados. 

El presidente de EEUU, Donald Trump, ha contactado con sus homólogos en Rusia, Vladimir Putin; Alemania, Angela Merkel; y Francia, Françoise Hollande, desde el Despacho Oval de la Casa Blanca. EFE / EPA / MICHAEL REYNOLDS

EFE

MOSCÚ/WASHINGTON/PARÍS/BERLÍN.- Los presidentes de Rusia, Vladímir Putin, y de Estados Unidos, Donald Trump, han llegado a un acuerdo este sábado para coordinar la lucha contra el autodenominado Estado Islámico (EI) y otros grupos terroristas en Siria.

Así lo informó el Kremlin tras la conversación telefónica que ambos dirigentes han mantenido hoy. "Los presidentes abogaron por forjar una auténtica coordinación entre rusos y estadounidenses con el objetivo de destruir el Estado Islámico y otros grupos yihadistas en Siria", señala el comunicado oficial.

De hecho, Trump firmó hoy mismo una orden ejecutiva dando instrucciones el Pentágono para que presente en 30 días una estrategia para derrotar al Daesh.

En lo que fue su primer contacto desde la investidura del mandatario norteamericano el pasado 20 de enero, ambos "dieron prioridad a aunar esfuerzos en la lucha contra la principal amenaza: el terrorismo internacional".

Durante la conversación, que se prolongó durante unos 45 minutos, Putin y Trump abordaron el conflicto en Siria, donde rige un alto el fuego desde el pasado 30 de diciembre, aunque prosigue la lucha contra los grupos terroristas.

Rusia ve a EEUU como su "principal socio" en la lucha contra el terrorismo

Putin, que aprovechó para felicitar a Trump por su investidura y le deseo éxitos en el cargo, destacó que Rusia "apoyó a EEUU durante los últimos dos siglos, fue su aliado en dos guerras mundiales y ahora ve a EEUU como su principal socio en la lucha contra el terrorismo internacional".

Según el Kremlin, también se abordaron otros conflictos como el árabe-israelí, las crisis nucleares iraní y coreana, el conflicto en Ucrania y otros aspectos en el ámbito de la no proliferación nuclear y la estabilidad estratégica. "Acordaron cooperar como socios en estos y otros terrenos", destacó la nota.

Putin y Trump acordaron también restablecer los lazos económicos entre ambos países

A su vez, Putin aludió a "la importancia de restablecer los lazos económico-comerciales mutuamente beneficiosos entre los círculos empresariales de ambos países", aduciendo que esto contribuirá a mejorar las relaciones bilaterales.

Al respecto, el Kremlin subrayó que ambas partes se mostraron dispuestos a normalizar las dañadas relaciones bilaterales de manera "constructiva y en un plano de igualdad".

Trump destacó que el pueblo norteamericano siente simpatía hacia los rusos, a lo que Putin respondió que ese sentimiento de aprecio es mutuo.

Además, el líder ruso y el nuevo jefe de la Casa Blanca acordaron mantener contactos de manera regular y estudiar una posible fecha y sede de su primera reunión.

Trump, Merkel y la OTAN

Trump también ha llamado hoy a la canciller de Alemania, Angela Merkel, con quien coincidió en la "importancia fundamental" de la OTAN para las relaciones transatlánticas; y al presidente francés, Françoise Hollande, quien le reprochó sus medidas en materia de acogida de refugiados. 

En cuanto a su conversación con Berlín, Trump, que había calificado de "obsoleta" a la Alianza Atlántica, y Merkel estuvieron hoy de acuerdo en "la importancia fundamental de la alianza de la OTAN para una relación transatlántica más amplia y su papel en garantizar la paz y la estabilidad en nuestra comunidad del Atlántico Norte", informó la Casa Blanca en un comunicado.

Merkel pidió a Trump una "relación transatlántica más amplia" para garantizar la paz

"Los líderes reconocieron que la OTAN deber ser capaz de confrontar las amenazas del siglo XXI y que nuestra seguridad común requiere inversiones apropiadas en capacidades militares para garantizar que todos los aliados aporten su parte equitativa a nuestra seguridad colectiva", afirma el comunicado oficial.

Trump y Merkel, tras una conversación de 45 minutos, también remarcaron "la necesidad de fortalecer la ya robusta cooperación en la lucha contra el terrorismo y el extremismo violento, y de trabajar para estabilizar áreas de conflicto en Oriente Medio y el norte de África".

Asimismo hablaron de "Rusia y la crisis en Ucrania", al tiempo que reafirmaron "la importancia de la estrecha cooperación germano-estadounidense" para la paz y seguridad de ambos países.

Trump, además, aceptó la invitación de Merkel para acudir el próximo julio a la cumbre del G-20 (grupo de países desarrollados y emergentes) que se celebrará en la ciudad germana de Hamburgo.

Trump, junto al jefe de gabinete de la Casa Blanca, Reince Priebus (2-izqda), el vicepresidente Mike Pence (3-i), el estratega jefe y consejero senior Stephen Bannon (3-dcha), el secretario de prensa de la Casa Blanca Sean Spicer; y el teniente general retirado Michael Flynn. EFE / EPA / MICHAEL REYNOLDS

Colaboración antiterrorista

Por su parte, Hollande recriminó a su homólogo de EEUU que "la defensa de nuestras democracias no es eficaz mas que si nos enmarcamos en el respeto de los principios que las sustentan, en particular la acogida de refugiados", según un comunicado del Elíseo enviado al término de la conversacióno entre abmos. 

Hollande, a Trump: "La defensa de la democracia implica el respetode los principios en los que se sustenta, en particular, la acogida de los refugiados"

Del mismo modo, el presidente francés advirtió a Trump de que el proteccionismo es "una respuesta sin salida" y le "advirtió contra las consecuencias económicas y políticas de un enfoque proteccionista". "Frente a un mundo inestable e incierto, el repliegue es una respuesta sin salida", le dijo.

Frente a los pronunciamientos de Trump en favor de una dislocación de la Unión Europea (UE), Hollande reiteró su voluntad de reforzar la construcción europea en todos los aspectos, incluida la defensa, "en interés del vínculo de seguridad transatlántico".

A ese respecto, Hollande proclamó, como Merkel, "el carácter indispensable de la OTAN" ante las dudas que han podido generar las palabras del presidente estadounidense sobre su intención de no solidarizarse con la defensa de los europeos.

Un aspecto aparentemente menos polémico del diálogo entre los dos presidentes fue la lucha contra el terrorismo, "una prioridad tanto para Francia como para Estados Unidos".

Ahí Hollande "reafirmó su determinación" para continuar con las operaciones en Irak y en Siria contra los grupos yihadistas.

Igualmente insistió en su posición de que la resolución del conflicto de Siria debe intentarse en el terreno político, no en el militar, y "bajo la égida de Naciones Unidas" porque "ninguna otra solución sería ni duradera ni creíble".

El jefe del Estado francés se hizo valedor del acuerdo sobre el cambio climático firmado en París en diciembre de 2015, y del que Trump ha amenazado con retirarse. Hollande hizo hincapié en "la importancia para el planeta" de su aplicación.