Público
Público

Tsipras afirma que no hará concesiones y que no tiene prisa por llegar a un acuerdo con la UE

El primer ministro griego que no dará "marcha atrás" en su política antiausteridad y empezará a aprobar esta misma semana las medidas de su programa electoral

Publicidad
Media: 4.79
Votos: 14

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, en una intervención ante los diputados de Syriza. REUTERS/ Alkis Konstantinidis

ATENAS.- El primer ministro griego, Alexis Tsipras, ha afirmado este martes que su Gobierno no tiene prisa por llegar a un acuerdo con la zona euro a costa de abandonar sus promesas electorales de poner fin a la austeridad y afirmó que no haría concesiones. "Ha habido una costumbre de que los gobiernos recientemente electos actúen de forma distinta a sus promesas preelectorales. Lo repito, estamos pensando en poner en marcha nuestras promesas de cambio", dijo a miembros del parlamento de su partido izquierdista Syriza.

Tsipras también acusó al ministro de Finanzas de Alemania, Wolfgang Schaeuble, de perder la compostura en la reunión del Eurogrupo del lunes y de expresar palabras socavando a Grecia.

Tsipras, anunció que su Gobierno "no dará marcha atrás" y, a partir del jueves, presentará en el Parlamento las primeras medidas prometidas a los electores. "No chantajeamos, pero tampoco nos dejamos chantajear. Trabajamos por un acuerdo sin austeridad y sin memorando, por un acuerdo sin la parte tóxica de la troika", dijo Tsipras ante el grupo parlamentario de su formación izquierdista Syriza en una intervención retransmitida en directo.

El Ejecutivo heleno presentará este jueves en el Parlamento la prometida ley para proteger contra los desahucios de vivienda habitual

Tsipras informó de que este mismo jueves, después de la elección del presidente de la República prevista para mañana, se introducirá en el Parlamento la primera ley para proteger contra los desahucios de primera vivienda y para impedir las transferencias de débitos morosos a "cazadores de deudas". Añadió que el jueves también se llevará al Parlamento la ley que amplía el círculo de personas que pueden acogerse al pago en cien plazos de sus deudas a Hacienda, lo que, afirmó, "aliviará el peso de muchas familias".

"Espero que estas dos leyes se hayan aprobado para el viernes por la tarde para que el pueblo sepa quién está de su lado y quién está del lado de los intereses oligarcas", indicó.

El líder izquierdista avanzó que en breve el Gobierno presentará una ley que pondrá fin a la desregulación de la legislación laboral, emprendida por el anterior Ejecutivo de Andonis Samarás, que, entre otras medidas, liberalizó el despido y abolió de facto los convenios colectivos. "En cooperación con la Organización Internacional del Trabajo restituiremos (en Grecia) la legislación europea en materia de relaciones laborales", resaltó.

Tsipras prometió que en breve se legislarán todas las medidas para hacer frente a la crisis humanitaria. "No pondremos en juego la confianza del pueblo a favor de los intereses de los acreedores", declaró Tsipras, para agregar que la "primera deuda" que tiene que devolver Grecia es la de hacer frente a la "crisis humanitaria" que padecen muchos ciudadanos.

"Somos optimistas de que habrá un acuerdo que no implique volver al pasado de falta de dignidad", dice sobre la negociación con la UE

Tsipras afirmó, además, que su Gobierno se mantiene "firme" en las negociaciones con los socios europeos, pero no busca "una ruptura" con la UE. "Estamos comprometidos con una solución viable. Negociamos firmes, pero no queremos una ruptura", aseguró. "Somos optimistas de que habrá un acuerdo que no implique volver al pasado de falta de dignidad. No hay camino hacia atrás", dijo para añadir que "la solución no la aportarán los tecnócratas, sino los líderes políticos". Tsipras recalcó que confía en que habrá una solución "porque en el Eurogrupo estuvimos a cinco minutos de alcanzarla".

El primer ministro explicó que Grecia rechazó el documento presentado ayer por el Eurogrupo porque no solo pedía "aplicar las medidas del memorando (el programa de rescate), sino también aceptar un superávit primario exagerado y privatizaciones". Tsipras destacó que el hecho de que ese documento sustituyese a un texto presentado anteriormente por el comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, Pierre Moscovici, "es la prueba de que hay gente que pone en juego no solo a Grecia, sino a Europa", en una velada alusión a Alemania.

Tsipras realizó estas declaraciones ante el grupo parlamentario de su partido, Syriza, donde anunció su candidato para presidir la República griega. Se trata del político conservador y catedrático Prokopis Pavlópulos.

Pavlópulos es una personalidad de consenso, porque pertenece al ala moderada de la conservadora Nueva Democracia. Con este partido ha sido ministro de Interior en dos ocasiones de 2004 a 2009 con los Gobiernos de Kostas Karamanlís y durante cuatro meses fue portavoz del Gobierno de unidad nacional de Xenofon Zolotas.

Tsipras sorprende al proponer como candidato a presidente de la República a un conservador moderado

"Creo que hoy necesitamos un presidente que respete los valores de la democracia y del patriotismo. Por eso propongo a todos, tras haber consultado al líder de Griegos Independientes, a Prokopis Pavlópulos", anunció el primer ministro. Con el nombramiento de Pavlópulos, Tsipras ha dado una sorpresa, porque aunque era una de las personalidades que se barajaban para el puesto, el comisario de Interior e Inmigración de la UE, Dimitris Avramópulos partía como claro favorito desde que el izquierdista Syriza ganó las elecciones del pasado 25 de enero.

El Parlamento se reunirá este miércoles para votar la candidatura de Pavlópulos en primera ronda. Para salir elegido en esta votación, deberá reunir tres quintos de los votos (180 de los 300 diputados); en caso de que no lo consiga, en la segunda requerirá de mayoría absoluta (151 apoyos) y en la tercera bastará con mayoría simple.

Pavlópulos en caso de ser escogido presidente sustituirá en el cargo al socialdemócrata Károlos Papulias, cuyo segundo mandato expira a mediados de marzo.