Público
Público

Tsipras se reunirá con Juncker, Draghi, Hollande y Merkel al margen de la cumbre

El Gobierno griego subirá el salario mínimo a 654 euros en octubre

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, es recibido por el presidente de la Comisión Europea, Jean claude Juncker, antes de su reunión en la sede de la Comisión en Bruselasel pasado viernes. EFE/Olivier Hoslet

ATENAS.- El presidente del Consejo Europeo, el polaco Donald Tusk, está organizando una reunión especial del primer ministro griego, Alexis Tsipras, con la Comisión Europea, el BCE, Francia y Alemania, aprovechando la cumbre comunitaria del jueves.

En este encuentro, solicitado por Tsipras, participarán el presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, François Hollande. Tendrá lugar el próximo jueves en los márgenes de la cumbre de líderes europeos que se celebrará en Bruselas, aunque por el momento no se ha acordado una hora, indicaron las fuentes.

El objetivo del primer ministro griego sería plantear la cuestión de la deuda griega y el estado de las negociaciones al más alto nivel político, como ya anunció que sería necesario si las conversaciones en curso no prosperan. 

La petición parece ser el esfuerzo más reciente de Tsipras para llegar a una "solución política" con los líderes de la UE con el objetivo de resolver los problemas de financiación de Grecia, que se están agravando porque el país sigue excluido de los mercados de deuda. En una entrevista publicada este lunes por el diario Ethnos, Tsipras subrayó que el pacto alcanzado con la eurozona "fue claro y los acuerdos deben ser respetados". "Si se sigue boicoteando el acuerdo del 20 de febrero, está claro que es necesario un acuerdo al máximo nivel político", señaló.

El primer ministro griego quiere que las negociaciones sobre la deuda se aborden "al máximo nivel político"

Hasta ahora, los problemas de Grecia han sido dominio de los ministros de Finanzas de la zona euro, el Eurogrupo, que extendieron el rescate de Grecia por cuatro meses, hasta finales de junio, pero Tsipras quiere iniciativas más integrales de parte de las autoridades políticas de Europa. Según los medios locales, las negociaciones con los representantes de la CE, el BCE y el Fondo Monetario Internacional (FMI) podrían atravesar momentos difíciles debido a las exigencias que plantean y que Atenas considera que no respetan el acuerdo alcanzado con el Eurogrupo.

Merkel conversó el lunes con Tsipras en medio de la tensión entre Berlín y Atenas sobre los planes económicos del Gobierno del líder griego y lo invitó a conversaciones en la capital alemana el 23 de marzo. En esa reunión, el primero ministro heleno quiere reiterar el compromiso de Grecia de poner en marcha las reformas y de tratar los problemas de liquidez de Atenas, dijo el portavoz del Gobierno griego, Gabriel Sakellaridis. "Será una reunión con sustancia, no un encuentro para propósitos comunicacionales (...) en Berlín", dijo.

Putin invita a Tsipras a una reunión en Moscú en abril, aunque Atenas ha descartado que vaya a pedir ayuda financiera a Rusia

Poco antes de la petición para la reunión de esta semana, un alto cargo del Gobierno griego anunció que Tsipras había aceptado una invitación para reunirse con el presidente ruso, Vladimir Putin, en Moscú el 8 de abril, un mes antes de lo que se esperaba. El Gobierno de Tsipras había descartado acudir a Moscú por ayuda financiera. No obstante, en los primeros días en el poder, el Gobierno de Tsipras irritó a los líderes de la UE cuando sugirió que Atenas podría no apoyar las políticas de la Unión Europea hacia Rusia con respecto a la crisis en Ucrania.

Atenas podría agotar sus fondos en pocas semanas pero sus socios de la UE, que están molestos por el lenguaje agresivo del nuevo Gobierno en contra de las condiciones de su rescate, han congelado la ayuda financiera hasta que Atenas presente pruebas de que va a poner en marcha reformas.

Subida del salario mínimo

De otro lado, el Gobierno griego aplicará en octubre una primera subida del salario mínimo hasta los 654 euros para todos los trabajadores del sector privado y prevé que se aumente hasta los 751 euros durante la segunda mitad de 2016.

Según recogen los medios locales, el Ejecutivo heleno está preparando dos medidas separadas, una según la cual los trabajadores menores de 25 años cobren lo mismo que los mayores de esta franja de edad, y otra para igualar el salario mínimo de los empleados de baja cualificación con los especializados. Si el Parlamento da luz verde a ambas propuestas, que tienen que formalizarse en los próximos días, en octubre de 2015 ningún trabajador en Grecia debería cobrar menos de 654 euros al mes.

El ministro de Trabajo, Panos Skurletis, aseguró que los empresarios no tienen miedo a volver a pagar el salario mínimo de 751 euros brutos (bajó a 586 euros con el Gobierno anterior). Skurletis sostuvo que la subida de un salario "unas decenas de euros" no supone ningún cambio sustancial para un empresario que "a lo mejor solo tiene tres a cuatro empleados", pero sí ayuda a que las personas con ingresos bajos inyecten ese dinero adicional directamente al mercado.