Público
Público

Túnez solicita a Interpol la detención de Ben Alí y su familia

La policía dispersa con gases lacrimógenos a los manifestantes frente a la oficina de Ghanouchi, mientra se espera al nuevo Gobierno

PÚBLICO.ES/AGENCIAS

El gobierno de Túnez ha solicitado este miércoles a Interpol que le ayude a detener al ex presidente Zine al Abidine Ben Alí, a su esposa y otros miembros de su familia, según ha anunciado el ministro de Justicia.

El diario francés Le Monde, publicó hace nueve días una información en la que aseguraba que la familia se había fugado del país con un botín de 1,5 toneladas de lingotes de oro, que tendrían un valor de 45 millones de euros. El propio ministro de Interior ha anunciado, además, que seis miembros de seguridad del anterior Gobierno serán juzgados por la sangrienta represión policial de los inicios de las revueltas.

Y a la espera de la nueva formación de Gobierno en Túnez, los manifestantes se han vuelto a concentrar frente a la oficina del primer ministro de transición, Mohamed Ghanuchi, reclamando la desaparición de todos los miembros del régimen de Ben Alí. Se han producido varios enfrentamientos con la policía que ha optado por disolver a los manifestantes con gases lacrimógenos.

La Policía instaló barreras de alambre de espino con la intención de bloquear el acceso a la zona donde se encuentra el despacho de Ghanouchi y algunos grupos de manifestantes protestaron y forcejearon con los agentes, que dispararon entonces decenas de proyectiles de gases lacrimógenos y comenzaron a golpear con porras a los concentrados.

El caos y la confusión se propagaron en la plaza, donde miles de personas de las regiones más pobres del país llevan acampados desde hace días. Los violentos enfrentamientos entre los manifestantes y las fuerzas policiales ante la sede del Gobierno y por las calles adyacentes se sucedieron durante varios minutos.

Muchos manifestantes lanzaron piedras a los agentes, mientras les acusaban de pretender "sitiarles y matarles de hambre" al bloquear los accesos a la plaza, por los que los habitantes de la capital se sumaban estos días a la protesta y les llevaban alimentos y bebidas.

Según varios manifestantes, las fuerzas del Ejército que permancieron pasivas durante los enfrentamientos, les habían conminado esta mañana a abandonar el lugar.

Otros aseguraron que un agente de policía había resultado muerto en los enfrentamientos, aunque la confusión en estos momentos es grande en la zona, con la plaza desalojada de los manifestantes, que han abandonado en su huida los cientos de sacos de dormir y mantas esparcidos por todas las esquinas.

Más noticias de Internacional