Público
Público

Turquía congela sus relaciones con París por el genocidio armenio

Ankara retira a su embajador y cancela maniobras conjuntas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Gobierno turco cumplió parte de sus amenazas y anunció la retirada de su embajador en Francia, así como la suspensión de ciertas relaciones políticas y militares, a raíz de la aprobación por la Cámara Baja gala de una proposición de ley que transforma en delito la negación de cualquier genocidio reconocido legalmente, un dispositivo pensado en particular para el caso de las matanzas de armenios por fuerzas turcas durante la Primera Guerra Mundial.

El tono de Ankara siguió siendo durísimo con París, como lo era desde hace semanas. El Gobierno turco anunció que su embajador en París, Tahsin Burcuoglu, 'se va mañana' (por hoy), aunque tomó la precaución de señalar que 'es llamado a consultas'. Por otra parte, el primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, reiterando que la proposición de ley 'abrirá llagas irreparables y muy graves en las relaciones', anunció la suspensión de las misiones bilaterales y subrayó que 'los ejercicios militares conjuntos con Francia y todas las actividades militares con este país han sido anuladas'.

La Asamblea francesa aprueba una ley que castigará negar las matanzas de 1915

Ankara sí precisó que 'a partir de ahora rechaza cualquier demanda francesa de visita de sus buques de guerraa puertos turcos', y señaló que decidirá caso por caso ante cualquier demanda francesa de utilización del espacio aéreo.

Erdogan subrayó que este podría no ser más que el primer tren de represalias, que podrían ir en aumento. 'Estamos revisando nuestras relaciones con Francia'. El miércoles, un miembro del Gobierno turco había evocado en términos indirectos la posibilidad de auspiciar un boicot de productos franceses.

Este jueves, el viceprimer ministro, Bülent Arinç, fue el encargado de dar el marco en que se engloba la acción turca. '¿Van a lanzar una caza de brujas contra quienes dicen que no hubo genocidio?', se interrogó vía Twitter, añadiendo que 'condena al Parlamento francés' por 'hipotecar la libertad de pensamiento científico'.

Es probable que el proyecto no sea rubricado en lo que queda de legislatura

En ese punto particular, se equivocó el Gobierno turco. La propuesta de ley presentada por una diputada conservadora, y teledirigida por Nicolas Sarkozy desde su discurso de octubre en Ereván, ha sido aprobada por la Asamblea Nacional, pero todavía debe ir al Senado.

Las primeras audiencias en comisión podrían ser programadas el 5 de enero, pero muchos parlamentarios dan por seguro que la ley no será definitivamente aprobada en esta legislatura, que termina en junio de 2012. El canciller francés, Alain Juppé, subrayó: 'Deseo que nuestros amigos turcos no reaccionen excesivamente'.

Hasta ahora, sólo negar la Shoah que tuvo cómplices activos en el seno del Estado francés era delito penal en Francia. Si la ley sobre el caso armenio fuera aprobada podrían ser condenados a un año de cárcel y 45.000 euros de multa las personas que duden en público sobre el genocidio de los armenios, hace casi un siglo.