Público
Público

Turquía envía más tanques a Siria

El despliegue forma parte de la operación militar lanzada por las autoridades turcas y respaldada por EEUU que busca combatir al Estado Islámico y expulsar de la zona a las milicias kurdas que luchan contra los yihadistas.

Publicidad
Media: 1
Votos: 1

Tanques turcos se dirigen a la frontera con Siria. - REUTERS

MADRID.- Al menos otros nueve tanques turcos han entrado este jueves en el norte de Siria en el marco de la operación lanzada este miércoles por Ankara, según ha podido comprobar la agencia Reuters. Las autoridades de Turquía pretenden con esta gran incursión, respaldada por primera vez por Estados Unidos, expulsar al grupo terrorista Estado Islámico de la zona y evitar a su vez que las milicias kurdas que combaten a los yihadistas se hagan con el control del territorio.

Un alto cargo turco ha indicado que ya hay más de 20 tanques turcos dentro de Siria y que cuando sea necesario serán enviados carros de combate adicionales y maquinaria de construcción. "Necesitamos abrir carreteras (...). Tenemos blindados que podrían ser usados en el lado sirio. Podríamos ponerlos en servicio si fuera necesario", ha declarado la fuente.
El despliegue forma parte de la operación 'Escudo del Éufrates', en la que rebeldes sirios apoyados por las fuerzas especiales turcas, tanques y aviones entraron el miércoles en Jarablus, uno de los últimos bastiones de Estado Islámico en la frontera con Turquía.

La incursión militar tiene también como objetivo desplazar de la zona a las fuerzas de las Unidades de Protección Popular (YPG), la principal milicia kurda siria. El papel de las YPG, principal frente de oposición contra el Estado Islámico, ha sido un punto de fricción entre Turquía y Estados Unidos, ambos miembros de la OTAN. Washington ha apoyado a los milicianos kurdos en su lucha contra los yihadistas hasta ahora, cuando ha decidido respaldar la operación militar de Turquía, que ve a las YPG como una extensión del ilegalizado Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), considerado organización terrorista por Ankara, EEUU y la UE.

Este mismo jueves, el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, ha informado al ministro de Exteriores turco, Mevlut Cavusoglu, de que las milicias kurdas habían comenzado a retirarse al este del río Éufrates. Una información que contrasta con las declaraciones de un dirigente de las YPG, que ha asegurado que las milicias no se retirarán de las zonas que controlan.

"La intervención turca en Jarablus es una intervención hostil. Su objetivo principal, más que el Estado Islámico, son los kurdos", ha dicho el portavoz de la milicia, Redur Xelil, según ha informado la cadena de televisión kurda Rudaw. "Nuestras fuerzas son parte de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) e insistimos en nuestra misión y objetivo. No escucharemos las demandas de Turquía o de potencias exteriores", ha recalcado.

En este sentido, Xelil ha manifestado que "Turquía no puede imponer su agenda ni sus intereses". "Nuestras fuerzas están allí y no se retirarán. Nadie tiene derecho a pedir a las YPG que abandonen la zona", ha remachado. 'Escudo del Éufrates' es la mayor incursión de Turquía en Siria. El único precedente de despliegue de tropas turcas fue la misión de 2015 para salvaguardar la tumba de la figura otomana Suleiman Shah.