Público
Público

Uber se fusiona en China con su principal rival local

La firma conjunta está valorada en 35.000 millones de dólares. Uber tendrá un 20% de la nueva sociedad nacida de la fusión y Didi Chuxing invertirá 1.000 millones en la empresa californiana.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La mascota de la empresa china, Didi Chuxing, que hasta hace tres días no fue legalizada formalmente por el gobierno chino/REUTERS

PEKÍN.- La multinacional de redes de transporte compartido Uber fusionará su negocio en China con su rival local Didi Chuxing, según confirma la compañía china a través de la prensa oficial del país asiático. 

Los rumores sobre la fusión, de la que nace una firma valorada en 35.000 millones de dólares, se habían filtrado en las primeras horas del lunes a través de un supuesto escrito del consejero delegado de Uber, Travis Kalanick.

"No tengo ninguna duda de que Uber China y Didi Chuxing serán más fuertes juntas", asegura el texto atribuido a Kalanick, quien señala que la principal razón de la fusión es buscar beneficios económicos que permitan al negocio continuar, ya que las dos firmas "están invirtiendo miles de millones de dólares en China", pero aún no han logrado ser rentables.

De este modo, Uber admite su derrota en el mercado chino, donde Kalanick reconoció a principios de año que la empresa perdía unos 1.000 millones de dólares anuales (910 millones de euros) a raíz de la "feroz" competencia con Didi. 

Por su parte, Didi Chuxing explicaba que la paz entre ambas empresas llega gracias a un acuerdo estratégico por el que adquiere "todos los activos de Uber China", incluyendo la marca, operaciones y datos, mientras que la estadounidense recibirá el 5,89% de la nueva compañía, combinada con intereses de capital preferente equivalentes al 17,7% de Didi Chuxing.

A su vez, Baidu y otros inversores chinos recibirán como parte de este acuerdo una participación del 2,3% en el capital de la compañía china, que obtendrá a cambio una participación minoritaria en Uber, a cuyo consejo se incorporará Cheng Wei, fundador y presidente de Didi, mientras Travis Kalanick también pasará a formar parte del consejo de la china.

Kalanick subraya que eso no ha impedido a su firma crecer rápidamente en el prometedor mercado chino, con 150 millones de viajes mensuales en sólo dos años de operaciones.

Mediante la operación, Uber China participará en un 20% de la nueva sociedad nacida por la fusión, mientras que Didi Chuxing invertirá 1.000 millones de dólares en el negocio global de la empresa californiana.

El anuncio se produce sólo tres días después de que el Gobierno de China anunciara nuevas regulaciones que legalizan definitivamente las actividades de Uber, Didi Chuxing y otras redes de transporte compartido accesibles vía internet y celular.

La normativa acabó con años de incertidumbre en los que Uber y Didi estaban operando de manera alegal en el país asiático, ante las protestas de los servicios de taxi y frecuentes investigaciones contra estas plataformas por parte de autoridades locales.

Cerca de 100 millones de ciudadanos chinos (uno de cada 14 en la nación más poblada del mundo) solicitaron alguna vez un vehículo a través de su ordenador o teléfono inteligente en el año 2015, cuando la situación legal de este tipo de servicios aún no estaba clarificada.

En mayo, el gigante tecnológico estadounidense Apple invirtió 1.000 millones de dólares en Didi Chuxing, que ocupa una cuota del 87 % del mercado chino gracias a sus 300 millones de usuarios, que contratan unos 11 millones de viajes diarios a través de su plataforma.