Público
Público

"La UE debe multar al que no respete"

Directora de Igualdad de Noruega e impulsora de las cuotas en las empresas

DANIEL BASTEIRO

Si las leyes que Arni Hole ha redactado en la última década tuvieran derechos de autor, la UE tendría que haber abonado esta semana una cuantiosa compensación al Gobierno noruego. Bajo la supervisión de Hole, directora general de Igualdad y Familia, su país impuso en 2003 un sistema de cuotas en las empresas públicas que obliga a tener un 40% de mujeres. La norma se extendió después a las grandes compañías privadas. Ahora la UE ha copiado la idea.

La Comisión Europea ha prometido imponer cuotas si antes de un año no mejora la presencia de mujeres en la dirección de las empresas. ¿Es una amenaza suficiente?

«Europa necesita el talento femenino para los puestos de mando»

Sí. Tiene que darles algo de tiempo para que entiendan cómo funcionan. Europa necesita todo el talento disponible en los puestos de mando. ¿Por qué ha funcionado la experiencia noruega?

Porque varios años después de que hiciésemos las leyes, la mentalidad es diferente. Por otra parte, si tienes a más mujeres trabajando, tendrás más personas pagando impuestos.

¿Son las cuotas la solución al problema?

«Para avanzar, hay que mejorar los servicios de guardería»

Si nos limitamos a las cuotas, sólo una élite de mujeres será visible en el mercado laboral. Para encontrar más mujeres disponibles para esos y otros puestos necesitas permisos de paternidad en vigor o servicios de guardería.

Los detractores de las cuotas argumentan que en cada país la situación es distinta.

En algunos de ellos no es posible ni siquiera hablar de violencia de género fuera de la familia y es una situación que nos preocupa mucho. Europa necesita menos palabras y más medidas concretas para luchar contra los prejuicios. Es necesario diseñar patrones para tratar a agresores o aconsejar a las familias gratuitamente, para empezar.

¿Dónde debe trazarse la línea entre directrices y medidas obligatorias?

Si se presta atención al medio ambiente, Europa tiene multas para los que incumplen las reglas. Con el mismo razonamiento, la UE debería multar a quien no respete la igualdad de género.