Público
Público
Únete a nosotros

Nicolás Maduro La UE dice que no reconoce la Asamblea Constituyente de Venezuela 

Los veintiocho países rechazan la legitimidad de las elecciones del pasado domingo y advierten que "intensificarán" medidas si "se siguen socavando los principios democráticos en ese país".

Publicidad
Media: 1.80
Votos: 5

El Presidente de Venezuela, Nicolás Maduro /REUTERS

La Unión Europea y los Gobiernos de los Veintiocho no reconocerán la Asamblea Constituyente salida de las elecciones del pasado domingo en Venezuela, que han sido boicoteadas por la oposición. Aunque han evitado, por ahora, avanzar en sanciones contra dirigentes responsables de la crisis en el país, tal y como ha reclamado España pero han rechazado países como Portugal y Grecia.

El rechazo hacia la Constituyente impulsada por el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, se debe a dudas sobre su legitimidad y advierten que "intensificarán" su respuesta si se siguen socavando los principios democráticos en ese país. Esta postura se da a conocer después de que EEUU declarara esta mañana que está estudiando la forma de derrocar a Maduro

La UE y sus Estados miembros declaran no poder reconocer la Constituyente por "su preocupación en cuanto a su efectiva representatividad y legitimidad", señaló la alta representante de la Unión para la Política Exterior, Federica Mogherini, en un comunicado en nombre de los Veintiocho.

Además, dicen lamentar "profundamente" la decisión de las autoridades venezolanas de "seguir adelante" con la elección a la Asamblea Constituyente, que ha "empeorado la crisis" y "corre el riesgo de socavar otras instituciones legítimas previstas por la Constitución tales como la Asamblea Nacional". Además, 

La UE advierte tomar medidas más graves si Maduro no rectifica el curso de los acontecimientos

En esa nota, los países de la Unión Europea piden a Maduro que tome "medidas urgentes para rectificar el curso de los acontecimientos" y han avisado de que "la Unión Europea y sus Estados miembro están listos para aumentar gradualmente su respuesta en el caso de que los principios democráticos se socaven más y la Constitución de Venezuela no sean respetada".

Sanciones personales hacia los responsables

España ya dejó claro el domingo que no reconocerá los resultados de la Asamblea Constituyente y ha reclamado este martes que la UE apruebe medidas "restrictivas" contra "los responsables de la situación" en Venezuela tras la nueva detención de los líderes opositores Antonio Ledezma y Leopoldo López.

Portugal ha dejado claro sin embargo este martes que es "favorable a la vía diplomática", mientras que Grecia también ha defendido que "la Unión Europea debe crear la base para desempeñar un papel más eficaz en el futuro, como mediador" en la crisis venezolana con otros y ha esgrimido que "cualquier tipo de sanción podría traer el resultado opuesto".

En duda la legitimidad de las elecciones

Los Veintiocho afean que "las circunstancias" en las que se celebraron las elecciones del domingo "plantean dudas ulteriores sobre la capacidad de la Asamblea Constituyente de representar eficazmente a todos los componentes de la población venezolana y que "las atribuciones legales de la Asamblea Constituyente no están claras".

Por todo ello, la UE ha reclamado a "todos" los poderes en Venezuela -Ejecutivo, Legislativo y Judicial-- con "mandato democrático" a "ejercer sus responsabilidades respectivas y negociar una solución" y ha defendido la necesidad de que se den "medidas de confianza tales como la liberación de todos los oponentes políticos encarcelados".

Los Veintiocho también muestran su "profunda" preocupación por los líderes de la oposición

En este contexto, los Veintiocho han expresado su "profunda" preocupación por los casos de los líderes de la oposición Leopoldo López y Antonio Ledezma, que han sido evacuados de sus casas por las fuerzas de seguridad venezolanas y han reclamado "clarificaciones" sobre su paradero.

En el texto, han respaldado las oferta de los países de la región y otros actores internacionales para "acompañar y facilitar" las negociaciones entre el Gobierno y la oposición y han asegurado que están "listos para apoyar activamente todos los esfuerzos" para ello, insistiendo en los cuatro puntos identificados en 2016 para el diálogo como son fijar un calendario electoral, abrir un canal humanitario, liberar a los presos políticos y respetar la Asamblea Nacional.