Público
Público

La ultraderecha húngara pide hacer "listas de judíos"

Un alto dirigente de Jobbik, la tercera fuerza del país, dice que "suponen un riesgo para la seguridad nacional"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La propuesta de un destacado miembro del partido de extrema derecha húngaro Jobbik de elaborar 'listas de judíos' que forman parte del Gobierno y del Parlamento y que 'suponen un riesgo para la seguridad nacional' ha causado consternación entre partidos políticos y organizaciones civiles de Hungría y en el seno del Consejo de Europa. El político extremista hizo estas declaraciones durante un debate público sobre la situación en la franja de Gaza tras la ofensiva israelí la semana pasada.

El gobierno húngaro -formado por el partido conservador nacionalista Fidesz- condenó esta propuesta 'lo más categóricamente posible'. Agregó que el ejecutivo húngaro 'protegerá a todos los ciudadanos del país de estos insultos' y prometió 'severas' medidas. Los opositores socialistas calificaron las palabras de Gyöngyösi como 'imperdonables', al tiempo que propusieron formar una comisión ética especial en el Parlamento para tratar estos casos.

Por su parte, el partido del exprimer ministro Ferenc Gyurcsány, la Coalición Democrática (DK), aseguró que propondrá directamente la ilegalización del partido extremista. También la asociación Raoul Wallenberg, que cuida el legado del diplomático sueco que durante el Holocausto salvó a miles de judíos en Hungría, calificó de 'antisemita' esas palabras y aseguró que el caso es una vergüenza para todos aquellos 'que siguen callados'.

No es la primera vez que la extrema derecha húngara expresan ideas antisemitas

No es la primera vez que representantes de ese partido -el tercero en la Cámara- expresan abiertamente ideas antisemitas. El propio Gyöngyösi había cuestionado este año el número de víctimas judías en el Holocausto. El secretario general del Consejo de Europa, Thorbjørn Jagland, calificó de 'chocante' esta última ocurrencia de Jobbik. El político noruego recordó durante una conferencia sobre el discurso del odio en Internet  que el Holocausto también comenzó 'con listas y separaciones' de determinados grupos.

En un acto de protesta y de solidaridad con la comunidad judía, el vicepresidente del Parlamento húngaro, el socialista István Ujhelyi, al asumir la presidencia de la sesión de hoy se colocó una estrella de David amarilla en su indumentaria, gesto que fue seguido por otros diputados de izquierda.

Gyöngyösi trató de matizar sus palabras, asegurando que éstas se referían sólo a aquellas personas que cuentan con doble ciudadanía y pidiendo perdón de sus 'compatriotas judíos', por sus palabras que pudieron ser confusas. Con unas 100.000 personas, la comunidad judía de Hungría es una de las más grandes de Europa.