Público
Público

Unión Europea Los sondeos a pie de urna en Letonia dan la victoria a un partido socialdemócrata que genera dudas en la Unión Europea

El partido Harmony será el ganador de las elecciones en el país báltico con el 19,4% de los votos.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Elecciones en Letonia. EFE

Las elecciones en Letonia dan la victoria al partido Harmony, una congregación de partidos de ideología socialdemócrata y, según informan medios especializados, prorruso. 

Este resultado abre interrogantes en este país báltico miembro de la Unión Europea y la OTAN. Según la única encuesta, de carácter privado, realizada en los 954 colegios electorales del país -pero no en los 121 en el exterior-, Harmony habría logrado el 19,4 % de los votos.

La formación ganadora y supuestamente prorrusa, sin embargo, rompió relaciones con el partido Rusia Unida, de Vladimir Putin, y ha recibo el apoyo de líderes socialdemócratas europeos, como los de Suecia y Alemania.  

La segunda fuerza más votada en la lucha por los 100 escaños de la Saeima (parlamento) sería la alianza liberal formada por el Movimiento para! y Desarrollo letón (Desarrollo/Para!), con el 13,4 % de los sufragios.

A continuación iría Alianza Nacional, con el 12,6 %, el Nuevo Partido Conservador, con el 12,4 %, seguida, con el 11,5 % de las papeletas, por los populistas de De quién es el Estado (KPVLV), un partido creado hace dos años por el antiguo actor y animador de debates en internet Artuss Kaimins.

El sondeo se realizó en los 954 colegios electorales en Letonia, pero no incluye al importante voto exterior

La conservadora Unión de Verdes y Granjeros (ZZS) del primer ministro Maris Kucinskis habría quedado en sexta posición, con el 9,7 % de las papeletas, lo que supondría un duro revés para esta formación.

El sondeo se realizó en los 954 colegios electorales en Letonia, pero no incluye al importante voto exterior, conformado por 130.000 de los 1,5 millones de electores del país báltico, por lo que los resultados finales podrían diferir de manera significativa con respecto a la encuesta.

Los sondeos subestiman a los partidos extremistas

Arnis Kaktins, director del instituto demoscópico SKDS, advirtió además de que los sondeos a pie de urna en Letonia suelen subestimar el voto de partidos más extremos.

Los primeros resultados oficiales se conocerán sobre la medianoche, pero los definitivos no se publicarán hasta el domingo por la noche o el lunes, según informó la Comisión Electoral Central.

La participación en los comicios parlamentarios caía a las 16.00 hora local (13.00 GMT), situándose en el 39 %, tres puntos porcentuales por debajo de las elecciones de 2014, cuando a media jornada era del 42 % y al cierre de los colegios, del 58 %.

Los expertos habían estimado que la participación podría superar las tasas de las parlamentarias previas, ya que se habían formado colas en los colegios habilitados para el voto adelantado.

Las elecciones y la probable victoria de Harmony tienen lugar a unas semanas del centenario de la declaración de la independencia de esta república báltica de Rusia, lo que está generando grandes interrogantes.

El ascenso de Harmony, y su posible llegada al gobierno en el marco de una hipotética coalición de varios partidos, podría suponer una nueva grieta en la UE en torno a su postura frente a Moscú y las sanciones del bloque contra Rusia por la anexión de Crimea y el apoyo militar y financiero ruso a los rebeldes en el este de Ucrania.

"Las líneas rojas que marcaron alrededor de Harmony empezarán a desaparecer", pronosticó Freimanis

Según Aigars Freimanis, politólogo y responsable de una empresa de sondeos, no hay escenarios claros para el día siguiente, y cobra fuerza la posibilidad de que Harmony y el KPVLV intenten formar gobierno con otro partido de menor tamaño que en campaña había renunciado a coligarse con los prorrusos.

"Las líneas rojas que marcaron alrededor de Harmony empezarán a desaparecer", pronosticó Freimanis en declaraciones a Efe. Otra posibilidad es que la ZZS se una a Harmony para tratar de mantener a Kucinskis como primer ministro y evitar tener que marchar a la oposición, lo que tendría su coste político.

Esto podría romper al ZZS, según los expertos, ya que gran parte de su electorado, de etnia letona, no entendería este movimiento porque desconfía mucho de Harmony.