Público
Público

Velo obligatorio en Irán Unidas Podemos pide a Mogherini que presione por la libertad de las mujeres iraníes encarceladas por negarse a llevar velo 

En una carta a la Alto Representante de la UE para asuntes exteriores, la eurodiputada Rodríguez Palop muestra su preocupación por las condenas de un total de 55 años de prisión a tres ciudadanas iraníes que protestaron en el metro contra el uso obligatorio de esta prenda.  

Publicidad
Media: 5
Votos: 2

Silencio de Europa ante la condena a 55 años de cárcel de tres activistas iraníes por negarse a llevar velo (portada)

El grupo de Unidas Podemos en el Parlamento Europeo ha pedido a la alta representante de la Unión Europea, Federica Mogherini, que presione al Gobierno iraní para que las tres mujeres condenadas a prisión por protestar públicamente contra el uso obligatorio del velo sea puestas en libertad y sus sentencias, anuladas.

En una carta a Mogherini, la europarlamentaria y vicepresidenta primera de la Comisión de Derechos de la Mujer e Igualdad de Género, María Eugenia Rodríguez Palop, le transmite su "preocupación por la situación que enfrentan Monireh Arabshahi, Yasaman Aryani y Mojgan Keshavarz", ciudadanas iraníes, defensoras de derechos de las mujeres, que fueron detenidas y condenadas "en procesos judiciales sin las debidas garantías" a un total de 55 años de cárcel.

El motivo de su condena fue una protesta pública el pasado Día Internacional de la Mujer, el 8 de marzo, que llevaron a cabo en el metro de Teherán. Fueron detenidas por haberse quitado el velo y repartido flores en el vagón de uso exclusivo de mujeres, unas imágenes que se hicieron virales en la redes sociales.

Según recuerda Palop en su carta, las tres sufrieron una "desaparición forzada entre 9 y 14 días" y se le negó "asistencia letrada en todas las fases del proceso, incluida la apelación". Dos de ellas, madre e hija, fueron condenadas a 16 años de cárcel cada una por los delitos de asociación y colusión contra la seguridad nacional, por el de difusión de propaganda contra el Estado y por el de incitación y promoción de la corrupción y la prostitución. Por su parte, Mojgan Keshavarz fue sentenciada a 23 años y seis meses de prisión por incluir su condena también el delito de insulto a santidades islámicas.

Según los informes de diferentes organizaciones internacionales por los derechos civiles, al menos 32 personas han sido arrestadas y diez condenadas en Irán por protestar contra el uso obligatorio del velo, "en lo que parece ser una estrategia contra movimientos de mujeres que defienden sus derechos, como el denominado Miércoles Blancos", señala Palop.

Por estos motivos, la diputada de Unidas Podemos pide a Mogherini que inste a las autoridades iraníes  a "anular las condenas y liberar tanto a estas tres mujeres como a aquellas otras personas defensoras de los derechos de las mujeres que estén siendo detenidas de manera arbitraria por su trabajo, cesando de manera definitiva su criminalización y la de los movimientos de los que forman parte".

También pide que presione a Teherán para que garantize que las condenadas "tengan contacto con sus familias y con quienes vayan a representarles legalmente" mientras se procede a su liberación y a que se "respete, proteja y garantice el derecho de las mujeres a la libertad de opinión y expresión, de reunión y de no discriminación", para lo cual "se debe abolir la legislación que impone el uso obligatorio del velo".

Palop también recuerda que el Parlamento Europeo adoptó la Resolución de 11 de diciembre de 2018 sobre Irán en el caso de Nasrin Sotoudeh, abogada iraní, arrestada el 13 de junio de 2018 tras representar a una mujer que enfrentaba prisión por protestar contra el uso obligatorio del velo. En ella el Parlamento pide al Gobierno iraní que garantice el derecho a la libertad de expresión y opinión así como el de representación letrada, que libere a Nasrin y a todas aquellas personas detenidas por el ejercicio pacífico de estos derechos, así como que asegure que las personas defensoras de derechos humanos puedan desempeñar su labor sin limitaciones ni temor a represalias.