Público
Público

Venezuela El Gobierno de Maduro achaca los apagones a ataques terroristas y afirma que Venezuela está en calma

En un encuentro con la prensa en Madrid, el viceministro de Comunicación venezolano denuncia la manipulación política y mediática a la hora de informar "sobre las supuestas víctimas mortales por los apagones" y asegura que los continuos ataques al sistema eléctrico no permiten recuperar la normalidad del suministro.

Publicidad
Media: 4.75
Votos: 4

La vicepresidenta de la Asamblea Nacional Constituyente de Venezuela, Tania Díaz, flanqueada por el embajador venezolano en España y el viceministro de Comunicación. (EMBAJADA DE VENEZUELA)

Venezuela vive una de las crisis políticas e institucionales más importantes de su historia reciente. Son varios los frentes que tiene abiertos el gobierno venezolano del presidente Nicolás Maduro desde que el opositor y jefe de la inhabilitada Asamblea Nacional (AN), Juan Guaidó, se autoproclamara el pasado 23 de enero presidente encargado de Venezuela, cargo que hasta la fecha ha sido reconocido por 54 países entre los que se encuentran Estados Unidos y buena parte de los socios europeos, así como por instituciones internacionales como la Organización de Estados Americanos (OEA) y el Parlamento Europeo.

Tras la tensión vivida en el país el pasado 23 de febrero con el intento fallido por parte de la oposición de introducir ayuda humanitaria por el paso fronterizo que une Venezuela con Colombia, se suma ahora el de un gigantesco apagón que viene afectando desde el pasado jueves al 70% del territorio nacional y que tiene su epicentro en un fallo de la principal central hidroeléctrica de Venezuela ubicada en el Estado de Bolivar, al este del país.

Mientras todo esto sucede, la vicepresidenta de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), Tania Díaz, el Viceministro de Comunicación, William Castillo, y el embajador venezolano en Madrid, Mario Isea, han realizado este lunes un encuentro con medios de comunicación en su sede diplomática en la capital española. Dicho encuentro no estaba programado, de hecho lo han tildado paradójicamente de visita forzada.

Tanto Díaz como Castillo regresaban de una reunión de Naciones Unidas en Ginebra, pero se encontraron en Madrid con que Iberia les había cancelado el vuelo de regreso a Caracas ya que, según les comunicaron desde la aerolínea española, no podían cubrir ese trayecto debido a los cortes de suministro eléctrico que estaba sufriendo el aeropuerto de la capital venezolana. Sin embargo, ambos funcionarios han aprovechado para denunciar esta justificación ya que aseguran que lo que comunica Iberia es mentira, porque otras compañías aéreas internacionales sí que están operando sin ningún problema.

En este mismo ámbito, la aerolínea Air Europa tuvo que emitir el lunes un comunicado en el que desmentía una información que se ha difundido en diversos medios sobre un supuesto ataque que habría sufrido una tripulación de esta linea aérea en el trayecto desde el aeropuerto de Caracas hasta el hotel donde se alojaban. En el comunicado se asegura que en ningún momento la furgoneta en la que viajaba la tripulación fue tiroteada, retenida o atracada, y que durante el trayecto les acompañaron un miembro de seguridad del hotel y dos militares de la Guardia Bolivariana.

"Ataque terrorista"

En este encuentro con la prensa, el viceministro Castillo ha defendido que la causa del gran apagón en Venezuela se debe a un ataque terrorista que en estos momentos está bajo investigación y que se ha compuesto de diversos ataques sistemáticos a la red eléctrica nacional, concretamente al corazón del sistema que representa la central hidroeléctrica de Guri, que abastece al 80% del territorio venezolano. Si bien el funcionario del gobierno asegura que se restableció el servicio tras el primer ataque, los posteriores sabotajes durante el fin de semana han impedido la estabilización del suministro del servicio.

Esto último es, según Castillo, lo que demuestra que se trata de un ataque terrorista contra todo el pueblo venezolano ya que el objetivo del mismo es impedir la normalización de un servicio básico como es el suministro eléctrico. Aún así, tanto el viceministro como la vicepresidenta aseguran que pese a las dificultades que generan estos apagones, “el país está en calma” y afirman que “hay un estado social de tranquilidad, con las instituciones en pleno funcionamiento y a cargo de la situación”.

Castillo ha querido citar un informe publicado en la revista Forbes en el cual aseguran, tras una hipótesis de investigación, que la amplia infraestructura de telecomunicaciones que existe en Venezuela puede ser utilizada para generar ataques sobre las redes eléctricas.

En cuanto a las informaciones que señalan que estos cortes de suministro eléctrico han provocado alrededor de 18 muertos, el viceministro ha resaltado que bajo estas circunstancias es muy difícil determinar qué muertes se deben a los apagones y cuales no. En cualquier caso ha aclarado que todos los pacientes que se encontraban en los hospitales han sido trasladados o atendidos en otros centros que tenían respaldo de suministro eléctrico. Aluden de nuevo a una manipulación mediática desde el exterior ya que nunca se han facilitado nombres concretos de las supuestas personas que han fallecido en esos apagones.
Según Díaz, hay un propósito de “Operación de guerra” que con diversas campañas mediáticas de informaciones falsas hacen creer al mundo que en Venezuela no hay un Estado a cargo de la situación.

El componente Guaidó

En cuanto a la propuesta del autoproclamado presidente encargado, Juan Guaidó, de declarar un estado de emergencia nacional en el país tras los apagones, la vicepresidenta Díaz ha sido muy contundente asegurando que esa iniciativa "no tiene ningún efecto". Asegura que el diputado Guaidó "no tiene soporte político ni arraigo popular en Venezuela" y que actúa de esta manera porque tiene el apoyo que le otorga Estados Unidos y todo el poder fáctico que impulsa una operación contra Venezuela.

Díaz también aprovecha para condenar la actuación de Guaidó que tilda de ser contraria a los intereses de la nación ya que, junto con la oposición que lo respalda, desconoce a todos los poderes públicos del país. La vicepresidenta de la ANC pone el ejemplo de cómo Guaidó desconoce al Consejo Nacional Electoral (CNE) para deslegitimar al gobierno, sin embargo sí lo reconoce para hacer uso del cargo que ostenta y que le otorgó ese mismo poder electoral.

Sobre la posibilidad de un adelanto electoral, tal como solicita parte de la comunidad internacional, Díaz ha asegurado que Nicolás Maduro está abierto al diálogo y que si hay voluntad por ambas partes todas las opciones están sobre la mesa. En este sentido ha recordado que la elección presidencial del pasado año 2018 se adelantó a petición de la oposición, y que después de que el gobierno accediera a ese nuevo calendario electoral la misma oposición decidió no presentarse deslegitimando dicho proceso. Ahora, denuncia Díaz, se basan en una interpretación errónea del artículo 233 de la Constitución venezolana para autoproclamar a un presidente sin pasar por esa misma vía electoral.

Venezuela, guerra y paz con el exterior

En cuanto a la actividad diplomática, el embajador Mario Isea ha querido aclarar que las actividades en este ámbito se desarrollan con toda normalidad tanto en la sede diplomática como en el resto de consulados en España. Del mismo modo ha querido resaltar que el gobierno español le sigue reconociendo como único interlocutor oficial con el Estado venezolano. En este sentido, el viceministro Castillo ha querido aclarar que "España sabe quién contesta el teléfono en Miraflores y quién en la sede de la embajada en Madrid".

En lo que se refiere a las relaciones con otros países y teniendo en cuenta el contexto de crisis política e institucional, Castillo ha querido aclarar que los acuerdos con sus aliados comerciales siguen intactos, como es el caso de China, Rusia o India, este último con el que acaban de ratificar un conjunto de convenios comerciales y de cooperación en materias como la petrolera y la farmacéutica.

La vicepresidenta Díaz ha hecho énfasis en que, a pesar de toda la presión directa e indirecta que está ejerciendo el gobierno de Estados Unidos contra Venezuela, no se ha aprobado ninguna resolución en contra de Caracas ya que no han logrado un consenso. Díaz ha vuelto a acusar a la administración Trump de saltarse el derecho internacional y se ha preguntado qué podría ocurrir si Estados Unidos se apoderara de la principal reserva petrolera del mundo. Ha advertido que "desestabilizar a Venezuela es desestabilizar a toda la región" y alerta del peligro que podría suponer una nueva ola migratoria en el continente.

Poniendo el ejemplo de la vecina Colombia, la vicepresidenta de la Asamblea ha asegurado que tanto importantes sectores políticos como las Fuerzas Armadas de ese país no quieren una guerra con Venezuela, y que "todos están siendo víctimas de una imposición a la fuerza de una política exterior que no le conviene a nadie".

Por último el viceministro de Comunicación ha querido resaltar que Venezuela no necesita ayuda humanitaria ya que puede pagar sus alimentos, medicinas y materias primas con su dinero. Sin embargo las sanciones impuestas por el gobierno estadounidense de Donald Trump no les permiten desbloquear el capital retenido en el exterior que es propiedad del estado venezolano. Afirma que "si los grupos de contacto internacional creados para el diálogo, junto con Naciones Unidas, la Cruz Roja, la comunidad internacional y los organismos multilaterales pudieran contribuir a que Venezuela pueda acceder a pagar y comprar normalmente los bienes que necesita, eso abriría el camino para que se rebajen las tensiones, mejore la situación de los ciudadanos del país y se pueda avanzar."